Moriyón: «No tenemos quejas por las obras en los colegios»

Moriyón y Arrieta, con Isabel Sanz, en Los Pericones. /
Moriyón y Arrieta, con Isabel Sanz, en Los Pericones.

La alcaldesa justificó el retraso en algunas obras por contar este año con un «presupuesto prorrogado»

O. E. GIJÓN.

19 centros escolares de la ciudad arrancaron el curso en septiembre con obras en marcha. En otros seis, los trabajos han comenzado aún en este mes de octubre. Esa era la planificación conocida y la concejalía de Educación «no tuvo ninguna queja explícita al respecto, más allá del incordio de empezar con obras». La alcaldesa, Carmen Moriyón, defendió ayer una vez más la política de inversiones municipales en los colegios gijoneses y justificó el retraso en algunas obras por contar este año con un «presupuesto prorrogado».

Moriyón hizo estas declaraciones justo antes de visitar el colegio de Los Pericones, cuya directora, Isabel Sanz, trasladó al Ayuntamiento una petición muy concreta: adecuar la antigua casa del conserje del centro en un espacio para la Asociación de Madres y Padres del centro. Ideas similares ya han sido desarrolladas en otros colegios, después de que se descartara la idea inicial de que la Empresa Municipal de la Vivienda gestionara esas casas.

Moriyón visitó también las obras que se están llevando a cabo en las inmediaciones del polideportivo de Ceares y recorrió la calle de Daniel Palacio, que contará con un nuevo carril bici.