Aumentan los padres que vuelven a clase para ayudar a los hijos en su formación

La profesora Lucía Maseda García y sus alumnos, durante una de las clases en el Centro de Educación de Adultos. /
La profesora Lucía Maseda García y sus alumnos, durante una de las clases en el Centro de Educación de Adultos.

El Centro de Educación de Adultos registra 400 alumnos más este año por la crisis, los nuevos perfiles laborales y el alto nivel académico de los niños

ELENA RODRÍGUEZ GIJÓN.

El Centro de Educación de Personas Adultas de Gijón tiene cada año más alumnos. Este curso la demanda «ha sido altísima», hasta el punto de que han ganado 400 estudiantes más. Han pasado de tener 1.100 el año pasado a 1.500 ahora, asegura su directora, Julia Magdalena García. Las razones son varias. Una es la recesión económica que ha dejado a muchos en paro. Y otra, una de las consecuencias de la crisis: el reajuste del mercado laboral, «cada vez más versátil y cambiante», que requiere nuevos perfiles profesionales y lleva a los mayores a concienciarse de que la formación es cada vez más necesaria. Tampoco faltan los padres que ven cómo el nivel académico de sus hijos va en aumento y, deseando estar a su altura, se matriculan para poderles ayudar.

Así, aunque el perfil de los alumnos es muy variado, cada vez hay más adultos en la franja que va desde de los 25 hasta los 50 años por este tipo de motivos. Entre ellos se incluyen las amas de casa que quieren incorporarse al mercado de trabajo para ayudar en la economía familiar. No faltan los jóvenes de 18 a 25 que no completaron su formación escolar ni alumnos de otras nacionalidades que apenas hablan español o que ya tienen un nivel, pero desean mejorarlo. Por contra, el grupo que cada vez pierde más peso es el de las personas que no saben ni leer ni escribir o que no dominan las técnicas básicas de comprensión.

Tres grupos más en Secundaria

El centro, dependiente de la Consejería de Educación y con 29 profesores, se ubica en Pumarín Alto y tiene sedes en La Calzada, Candás y Villaviciosa. Abarca toda la etapa educativa, desde la alfabetización hasta el acceso a la Universidad para mayores de 25 y de 45, sin olvidar la formación básica, en la que no faltan las clases de inglés ni la formación digital.

La mayoría asiste porque quiere lograr el título de Secundaria, ya que lo consideran «básico» hoy en día. Prueba de ese interés es que este año hay tres grupos más de este tipo de enseñanza en la modalidad presencial y a distancia. No obstante, antes de asignarlos a una clase -donde conviven alumnos de todas las edades, pero con el mismo nivel educativo «para que aprendan y se motiven»-, el equipo docente les hace una entrevista ya que su trayectoria vital, su experiencia o el trabajo en otros países, por ejemplo, reportan una serie de competencias que ayuda a ubicarlos en el nivel idóneo.

En su amplio abanico formativo, el centro -que acoge también las pruebas libres para optar a Secundaria o a los ciclos formativos de FP- imparte, en colaboración con el Servicio Público de Empleo, cursos para acceder al certificado de profesionalidad de nivel 2, que se corresponde con el grado medio. Dispone, asimismo, de la denominada 'Aula mentor', que, promovida por el Ministerio de Educación, permite completar la formación en cualquier profesión a través de las nuevas tecnologías.

Su trayectoria, con treinta años de experiencia, es otra de las razones por las que suma alumnos cada curso. Las inscripciones, en las que se les pregunta a los alumnos cómo han conocido el centro, confirman que el boca a oreja funciona en el caso de un centro que ha ganado dos galardones importantes en los últimos años. En 2013, quedó segundo en el Concurso de Buenas Prácticas Educativas, convocado por la asociación Mejora tu Escuela Pública en colaboración con la Fundación La Caixa. Y en 2011 ganó el primer premio 'Miguel Hernández', otorgado por la Dirección General de FP, por su proyecto 'Creando nuevas oportunidades de aprendizaje: superando diferencias'. Este año trabaja en un proyecto de salud integral para concienciar a los estudiantes de la importancia de la alimentación y los hábitos saludables.