Cabueñes se colapsa y recurre a 107 camas supletorias en apenas 24 horas

Cabueñes se colapsa y recurre a 107 camas supletorias en apenas 24 horas

El hospital empezará hoy a derivar pacientes a Jove y Cruz Roja. En Urgencias hubo demoras «de hasta doce horas», según CC OO

LAURA FONSECAGIJÓN

Cabueñes está totalmente colapsado. Tanto, que en apenas 24 horas el hospital ha tenido que echar mano de más de un centenar de camas supletorias. Hasta 107 plazas de más, de un aforo de 463, tiene ahora mismo el centro sanitario en sus plantas de ingreso, donde muchos enfermos, demasiados, se están viendo obligados a pasar su convalecencia en habitaciones de tres. «La del martes fue una noche de auténtica locura: casi todas las habitaciones de dos enfermos fueron reconvertidas en triples», indicó el sindicato CC OO, que denunció que en Urgencias hubo pacientes que llegaron a aguardar «hasta doce horas para ser atendidos».

La situación de saturación fue tan extrema que el hospital se vio obligado a levantar situaciones de aislamiento «para liberar camas». El sindicato asegura, además, que los enfermos hospitalizados «vieron retrasados sus propios cuidados, ya que los celadores, auxiliares de enfermería y enfermeras no podían dividirse o triplicarse. El personal está al límite, física y mentalmente», alertó. Con más de 500 enfermos ingresados «es difícil poder hacer bien nuestro trabajo».

Desde hoy, Cabueñes comenzará a derivar pacientes a Jove y Cruz Roja con el fin de oxigenar sus habitaciones. Las plantas más afectadas están siendo las de Medicina Interna y Neumología. También Pediatría. Se da la circunstancia de que el colapso se produce cuando aún no ha llegado lo peor de la gripe. CC OO destacó «la profesionalidad de los trabajadores» a la vez que exigió un refuerzo de plantilla.

Lavachel recupera actividad

Mientras esto ocurre en las plantas de hospitalización, la lavandería de Cabueñes acrecienta su sangría. Tras la decisión del Servicio de Salud del Principado (Sespa) de cerrar en 2013 el turno de tarde y remitir a una empresa privada de Cantabria la ropa del Hospital San Agustín, de Avilés, que desde hacía un año se venía lavando en Gijón, la situación ha empeorado. Cabueñes sigue perdiendo 'clientes'. Cruz Roja (concertado) y Arriondas (público) dejarán de remitir sus sábanas, pijamas y toallas a Cabueñes. Ambos centros han decidido cambiar el contrato y adjudicar el servicio de lavado a Lavachel. La decisión parece un tanto contradictoria al menos en el caso de Arriondas (que enviaba la ropa de salud mental), pues se produce cuando desde el Sespa se está propiciando la fusión de servicios entre este área sanitaria y la de Gijón.

La situación fue duramente criticada por el Sicepa, que acusa al Servicio de Salud de «dejadez». El sindicato acusó a la «dirección de Cabueñes de haber permanecido impasible ante la marcha de ropa del San Agustín y promover el traslado de actividad a la privada. Ahora se asesta un nuevo golpe de gracia». Sicepa había sido uno de los promotores del proyecto de ampliación de la lavandería de Cabueñes, que se llevó a cabo en 2012. Pero avanzado 2013, y tras un cambio de Gobierno regional (de Foro a PSOE), Sanidad dio marcha atrás y cerró el turno de tarde, lo que provocó el despido de 25 trabajadoras.

 

Fotos

Vídeos