Las familias del Alfonso Camín desconvocan sus protestas

O. E.

Las familias del colegio público Alfonso Camín, de Roces, decidieron ayer desconvocar las protestas que habían anunciado por la paralización de las obras de ampliación del centro. Tras reanudarse los trabajos el viernes, el AMPA da por conseguido, al menos de momento, su propósito. La primera movilización convocada era para el día 23 de enero, a las 9.15 horas, cuando pensaban realizar una manifestación alrededor del centro.

Pero, justo un día después de advertir públicamente de que su paciencia se había agotado tras dos meses esperando una solución para que se reiniciaran los trabajos, el Ayuntamiento anunció que retomaba las obras. El proyecto de ampliación, responsabilidad del Principado, se había encontrado con un escollo, una tubería de la EMA que discurre bajo la parcela del colegio. Ayuntamiento y Principado no lograban ponerse de acuerdo sobre quién debía asumir los trabajos para desviar la tubería. La Consejería de Educación, de hecho, había remitido una carta a la alcaldesa acusándola de tener bloqueadas las obras. Finalmente, la EMA, pese a insistir en que el Principado era el responsable de haberlo solucionado, decidió «no entorpercer» una ampliación más que necesaria.