Modificar la obra del pozo de tormentas como pide FCC la encarecería un 21%

La Empresa Municipal de Aguas prevé adoptar a lo largo del próximo mes una decisión sobre qué hacer con el contrato

I. V.

GIJÓN. El concejal y presidente de la Empresa Municipal de Aguas, Fernando Couto, explicó ayer en la comisión de Hacienda que aprobar el modificado de obra que plantea la empresa FCC para los trabajos de construcción del pozo de tormentas proyectado en el subsuelo del parque de los Hermanos Castro supondría un sobrecoste del 21%. Añadió, no obstante, que se está valorando una alternativa constructiva «que permita llevar a cabo la solución técnica planteada en el proyecto dentro de los márgenes que permite la normativa». Couto manifestó su confianza en poder trasladar a lo largo del mes de marzo al consejo de administración de la EMA toda la información necesaria para poder adoptar un acuerdo sobre qué hacer con el contrato.

En respuesta a una pregunta del grupo municipal socialista sobre el estado de esta obra, Couto hizo un repaso cronológico de lo ocurrido desde la adjudicación del contrato a FCC por 5.071.444 euros -un 36,5% menos de los 7,9 millones del presupuesto de licitación-. Según explicó, en abril de 2014, ante las dudas que tenía sobre la tipificación del suelo, la constructora inició una campaña de revisión de la información geotécnica, que completó con un estudio hidrogeológico. A la vista de los resultados de estos trabajos, el 27 de agosto comunicó a la EMA que «el proyecto de construcción no se puede ejecutar tal y como está definido».

La empresa municipal dio traslado de esa información a Prointec, redactora del proyecto de ejecución, que respondió que no compartía las conclusiones de FCC y que «la solución proyectada es viable». La constructora replicó que sí había una gran diferencia entre los perfiles geotécnicos detectados y los que constaban en el proyecto y que para anclar el depósito sería necesario buscar una roca sana situada a más profundidad, lo que encarecería el proyecto un 37,8% si se mantenía la misma técnica constructiva y un 25,9% si se aprobaba un modificado en el que se variara la técnica de construcción del depósito. Finalmente la EMA encargó un nuevo estudio de tipificación del suelo a la empresa Terratec, que arrojó resultados similares a los de FCC. Su informe fue remitido a un perito externo, que recomendó no ejecutar el proyecto si no se varía «sustancialmente» la técnica constructiva y estimó el sobrecoste en un 20,99%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos