El Grupo tratará con la nueva gestora del Chas la fusión de ambos clubes

Socios del Chas dialogan con la administración concursal durante la asamblea del día 20. /
Socios del Chas dialogan con la administración concursal durante la asamblea del día 20.

Ganax estudia la situación creada para conocer «todas las medidas legales que pudiesen ser utilizadas» a favor de su propuesta

NACHO PRIETOGijón

El Real Grupo de Cultura Covadonga cambiará necesariamente de interlocutores para acordar la redacción del contrato que formalice la integración del Club Hípico Astur, tras el nombramiento de una gestora que releva al ya expresidente Miguel Salvador López. No obstante, distintas fuentes del Chas consultadas por este periódico no tenían duda ayer de que el acuerdo del pasado viernes es irreversible, porque garantiza tanto el cobro a los acreedores como la actividad deportiva y social que el Chas viene desarrollando.

Francisco Rodríguez, el jinete que impulsó hasta ahora el acuerdo y que participó en las negociaciones con la directiva grupista para lograr la presentación de una alternativa a la propuesta de Ganax, fue ayer categórico al afirmar que «el trabajo ya está hecho» y que lo único que quedan son «cuatro detalles a la hora de redactar el contrato».

Más información

Por otra parte, no parece probable que el cambio de interlocución pueda deparar complicaciones. Por una parte, porque resulta lógico que los miembros de la nueva gestora trabajen en la línea de lo aprobado por la asamblea de socios del pasado viernes; por otra, porque la base del acuerdo ya está clara, que es la transmisión al Grupo de todo el activo y el pasivo del Chas, es decir, su patrimonio y sus deudas, a cambio de la integración de los socios del Chas en el Grupo sin cuota de entrada y el mantenimiento y potenciación de las actividades hípicas y de tiro, los dos deportes históricos de la entidad que se encuentra en concurso de acreedores.

Los dos aspectos que quieren matizar algunos socios del Chas a la hora de redactar el contrato de compra-venta con el Grupo es la inversión en el primer año para mejorar las instalaciones hípicas y las garantías de que las nuevas secciones grupistas de hípica y tiro van a tener larga vida.

En ese sentido, Enrique Tamargo ha señalado ya que son los propios expertos del Chas quienes están realizando una evaluación de las necesidades más urgentes, cuyo presupuesto de ejecución, tal y como ha publicado ya este periódico, rondan los 220.000 euros.

Respecto al futuro de la hípica, ambas partes coinciden en considerar que la masa social del Grupo, especialmente su plantel de infantiles, son una garantía natural suficiente de que la nueva sección grupista no va a ser un lastre inasumible, sino una actividad perfectamente viable por el número de practicantes.

En otro orden de cosas, fuentes de Ganax indicaron ayer que «alentados por infinidad de apoyos recibidos a lo largo de estos días por importantes sectores del mundo hípico, vamos a trabajar y estudiar todas las posibles alternativas para intentar evitar lo que a nuestro juicio constituye la desaparición definitiva del Chas» y anunciaron «todas las medidas legales que pudiesen ser utilizadas».