El Grupo Covadonga aprueba la compra del Chas

Imagen de la asamblea grupista./
Imagen de la asamblea grupista.

La decisión ha recibido el respaldo de 653 votos a favor por 208 en contra

MARCO MENÉNDEZGijón

Los socios del Grupo Covadonga han aprobado la compra del Club Hípico Astur en la asamblea extraordinaria celebrada esta noche. La decisión se ha tomado con 653 votos a favor, 208 en contra, nueve nulos y seis abstenciones. Este apoyo del 74,5% de los votos ha superado ampliamente los dos tercios que exigen estatutos de la entidad grupista exigen para adoptar una decisión de este tipo. La expectación que generó entre los socios esta histórica decisión para la entidad hizo necesario habilitar varias varias salas y todas ellas con pantallas para que los grupistas puedan seguir paso a paso la reunión.

en contexto

Antes, la asamblea ordinaria finalizó con la aprobación de la creación de la sección de judo, con 689 votos a favor, dos en contra y once abstenciones. El resto de puntos del orden del día de esta convocatoria también fueron aprobados, entre ellos la memoria de actividades y las cuentas del ejercicio 2014, así como el programa de actividades, la cuantía de las cuotas sociales y el presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio en curso.

Tras esta convocatoria ordinaria, los socios de la mayor entidad sociodeportiva de Asturias decidieron sobre una operación clave para su ampliación y para la gestión de su presidente Enrique Tamargo, principal impulsor de la idea de comprar las instalaciones del Club Hípico Astur, que como se sabe está en una situación económica crítica. Esa operación lleva aparejada la incorporación como socios del Grupo de los del Chas unos 400, sin necesidad de aportar cuota de entrada. También se pidió permiso a la asamblea para formalizar un préstamo con el que llevar a cabo la operación.

58.000 metros cuadrados

La intención de la directiva de Enrique Tamargo es incorporar al Grupo Covadonga los aproximadamente 58.000 metros cuadrados del Chas, manteniendo las actividades de hípica y tiro, que son las tradicionales de ese club. Para ello, el Grupo ya ha solicitado un préstamo de 3,5 millones de euros con los que adquirir el club por el mismo precio al pasivo del concurso de acreedores en el que se encuentra la entidad ecuestre. El resto del dinero sería para inversiones. En concreto, el pago de la deuda del Chas supondría un gasto de 1,7 millones de euros, a lo que habría que añadir otros 500.000 en concepto de impuestos y plusvalías. El resto del montante iría destinado a la mejora de las instalaciones del actual Chas, con 250.000, para adecuar las instalaciones hípicas; 100.000 euros, para reformar el aparcamiento y dotarlo de otras 140 plazas; 440.000 euros, para la construcción de tres canchas cubiertas de tenis una de tierra batida y dos sintéticas y dos descubiertas de pádel; 400.000 euros, para la reforma del actual local social y al que se piensa derivar todas las actividades de tipo cultural del Grupo, y otros 150.000 euros para arreglar las piscinas y adecentar su entorno.

Cambio de planes

Estos planes del Grupo han trastocado, en principio, otro objetivo que tenía marcado la directiva, como es la construcción de un aparcamiento en la recién adquirida finca de La Torriente y aprovechar el actual estacionamiento para ampliar las dependencias grupistas.

Para pagar el préstamo necesario, la directiva propondrá que se instaure una cuota a cada socio de 1,80 euros al mes durante cinco años y al término de ese plazo, dicha cuota desaparecerá. Se hace así y no se incluye en las cuotas habituales para que no queden de forma permanente en los pagos que han de efectuar todos los socios.