UGT pide a la alcaldesa de Gijón que frene la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo

El sindicato pide que se abra una nueva mesa de negociación que que dicha relación no ha sido consensuada

EUROPA PRESS GIJÓN

El secretario general de UGT en el Ayuntamiento de Gijón, Jorge Suárez, ha pedido públicamente este lunes a la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón (Foro), que no se apruebe la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), al no haber sido acordada con los sindicatos, al tiempo que urge a abrir nuevamente la mesa de negociación. También ha solicitado que lleve a cabo una ronda de contactos con sindicatos para llegar a un cierre "bueno" de mandato sin una nueva aprobación unilateral.

Suárez, acompañado en rueda de prensa en el Consistorio de otros dos representantes de UGT en el Ayuntamiento, ha recordado que desde 2013 las RPT se han aprobado de forma unilateral por parte de la Administración, como también en otras cuestiones importantes del funcionamiento municipal.

En este caso, ha resaltado que se van a hacer cambios importantes sin el estudio sobre la organización y valoración de la estructura de la Administración, cuya adjudicación primera quedó desierta y se está a la espera de volver a convocar el contrato, y que inicialmente el concejal de Hacienda, Alejandro Roces (Foro), les indicó que regiría la nueva RPT.

Entre otras cosas, ha destacado la creación de un macroservicio en que se juntan Patrimonio, Administración general y reclamaciones patrimoniales, algo que ha considerado "imposible" de manejar por el volumen de trabajadores y de trabajo, a lo que ha aventurado que podría dar lugar a cierta parálisis. De hecho, ha indicado que el propio Roces les ha reconocido que puede dar lugar a retrasos.

Castigo al jefe de bomberos

También, según Suárez, la nueva RPT formaliza el "castigo" al jefe de bomberos. En este punto, los sindicatos le han recordado al concejal que el jefe de bomberos, Víctor Menéndez, entró por concurso-oposición, por lo que es un "error" a la hora de dejarle sin casi competencias y crear jefatura de servicio cuando no es posible.

Ha puesto de ejemplo lo ocurrido años atrás en la Policía Local, donde los tribunales fallaron a favor del entonces jefe de Policía en un caso similar. También ha llamado la atención sobre que no se haya previsto nada para la jubilación del Interventor Municipal, que abandonará su puesto este mes de mayo, y sí para el jefe de Bomberos, que podrían quedarle unos años.

A esto ha unido que se quiera quitar "de un plumazo" a una ayudante en Asesoría Jurídica, después de 21 años de servicio, a la que se trata de contentar, según UGT, con que va a cobrar lo mismo.

"Se está empezando a romper la dignidad de los empleados", ha lamentado Suárez, quien ha puesto el ejemplo del cambio unilateral de jornada a personal de las oficinas de InfoGijón, que de una tarde a la semana que hacían hasta ahora, se les va a imponen un horario de trabajo de 9.30 horas a 17.00 horas. Para UGT, esto puede ser una experiencia piloto para empezar a cambiar la jornada a otros empleados públicos municipales.

Unido a ello, ha llamado la atención sobre a que a la última reunión de la mesa negociadora, el pasado viernes, no fue el concejal de Hacienda, al haber Pleno municipal. En cambio, acudieron de Recursos Humanos y el director general de Servicios y Personal con una instrucción "directa" de Roces de que no se moviera nada en la reunión y de que estaba todo cerrado.

"Son tintes autoritarios", ha apuntado Suárez, quien se ha quejado del comportamiento de Roces, que desde la firma del convenio municipal es "poco digno e hiriendo la dignidad de empleados municipales". Para él, el convocar la reunión a sabiendas de que no podría ir es "un desprecio a todos los trabajadores".