Un gijonés de 22 años, en coma tras una pelea en la Semana Negra de Gijón

Zona de bares de copas donde se inició la pelea en la que acabó gravemente herido el joven gijonés./
Zona de bares de copas donde se inició la pelea en la que acabó gravemente herido el joven gijonés.

La Policía investiga la agresión ocurrida la madrugada del miércoles ante numerosos testigos. D. V. A. se encuentra ingresado en el HUCA

MARCOS MOROGijón

El Cuerpo Nacional de Policía investiga la brutal agresión de que fue objeto D. V. A., un gijonés de 22 años, tras una pelea registrada en el recinto de la Semana Negra. Los hechos ocurrieron durante la madrugada del martes al miércoles, en presencia de numerosos testigos que atestaban a esas horas el ferial de Naval Gijón. A consecuencia de los golpes recibidos, el joven perdió la consciencia y entró en coma. El herido fue trasladado en ambulancia al Hospital de Jove y ante la gravedad de su pronóstico fue derivado al Hospital Central de Asturias (HUCA) en Oviedo, donde se encuentra ingresado desde entonces.

Testigos presenciales del incidente aseguran que la trifulca comenzó en uno de los bares de copas con música amplificada más concurridos que tiene su chiringuito en la Semana Negra. Un grupo de veinteañeros se enzarzó de repente en una violenta pelea en la que volaron cervezas y se repartieron patadas y puñetazos por doquier.

Desde los altavoces se dio aviso de inmediato al personal de seguridad que trabaja para la organización del festival lúdico y literario. Los vigilantes que acudieron a la carpa del local de copas constataron que «se estaban dando a muerte» y consiguieron a duras penas sacar a todos los contendientes del lugar para restablecer la tranquilidad entre el resto de clientes.

Una vez fuera del chiringuito, las hostilidades continuaron. Uno de los implicados en la contienda emprendió la huida en una dirección y, al instante, otros echaron a correr detrás de él produciéndose un nuevo intercambio de golpes. Al parecer, los jóvenes siguieron pegándose fuera del recinto del antiguo astillero. En algún momento alguien le propinó un puñetazo en la cara al vecino de Gijón y éste cayó desplomado al suelo, quedando inconsciente e inerte, para nerviosismo de quienes presenciaron la escena. Llegaron después al punto de conflicto la Policía y los servicios sanitarios. Éstos últimos atendieron a la víctima de la agresión in situ y comprobaron que sufría un severo traumatismo craneoencefálico con estado de coma.

Una noche muy movida

El posterior traslado hospitalario del joven gijonés, a Jove primero y al HUCA después, se produjo en una noche especialmente movida en el recinto de la Semana Negra donde también se registraron más incidencias. La Cruz Roja fue requerida para atender a dos mujeres en estado de embriaguez en el mismo bar de copas donde se originó la multitudinaria pelea. Además a un hombre que se encarga de cuidar las carpas del recinto le dio un amago de infarto mientras se encontraba en la zona del escenario principal. El servicio de Seguridad del festival también tuvo que intervenir esa misma noche por otro altercado en una carpa donde se pincha exclusivamente música electrónica. «Aquello era como Cabárceno», describió uno de los vigilantes que tuvo que presenciar todo ese cúmulo de incidentes.

Un grupo de la Policía Judicial adscrito a la Comisaría de El Natahoyo está realizando las pesquisas oportunas para identificar a los participantes en la pelea en la que el joven ovetense resultó malherido y no se descarta que se produzcan detenciones en los próximos días en relación con este suceso. Así lo confirmó ayer a este periódico una portavoz de la Policía Nacional, que también indicó que hasta el momento no se ha interpuesto denuncia en relación con estos hechos.

Desde que empezó la edición de la Semana Negra de este año no ha habido noche en la que no se produjera alguna riña o pelea, si bien no de esta gravedad. El pasado fin de semana la Policía Nacional detuvo a un joven acusado de propinarle un golpe a un agente que pretendía cachearle. El acusado tiró al mar los estupefacientes que llevaba encima al percatarse de la presencia de los funcionarios policiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos