Absueltos dos detenidos con cinco papelinas de cocaína junto a la gasolinera de Foro

El tribunal considera que no se puede probar que la droga estuviese destinada a la venta y no al consumo propio como alegaron los acusados durante la vista oral

O. SUÁREZ

La Sección Octava de la Audiencia Provincial ha absuelto del delito de tráfico de drogas a dos individuos a los que sorprendió con 1,28 gramos de cocaína y 1.285 euros. El tribunal considera que no se puede probar que la droga estuviese destinada a la venta y no al consumo propio como alegaron los acusados durante la vista oral, celebrada el pasado 16 de septiembre.

El abogado José Manuel Fernández González solicitaba la libre absolución para su defendido, que contaba con antecedentes por delitos de tráfico de estupefacientes. Esgrimía para demostrar su inocencia que tenía dependencia de la cocaína y del cannabis y que el «escaso valor de la droga ocupada -87,85 euros- tampoco lleva a descartar la adquisición para consumo propio, pues es un precio asequible para un consumidor».

«No vieron intercambio»

El tribunal de la Sección Octava tuvo también en cuenta que los dos agentes de la Policía Local que detuvieron a los dos procesados «no presenciaron movimiento de intercambio alguno». Los hechos tuvieron lugar junto a la gasolinera de Foro el 10 de diciembre de 2013. Los dos acusados «estaban en el interior del vehículo matrícula 2106CCH y tenían en su poder cinco papelinas de cocaína, con un peso de 1,28 gramos y una riqueza base de 30,9% y 1.285 euros, siendo intervenida la droga a H. G. R y el dinero a M. A. B. R., efectivo que estaba distribuido en billetes. También le fueron intervenidos cuatro teléfonos móviles y una bolsa de plástico con diversos documentos con datos de direcciones y teléfonos. En esa misma fecha se efectuó un registro en el domicilio de H. G. R, durante el que fueron intervenidos 600 euros en su habitación».

El fallo judicial al que ha tenido acceso este periódico recoge que «no obran en las actuaciones indicios suficientes para deducir sin lugar a dudas que la droga ocupada a H. G. R. estuviera preordenada al tráfico, pues los antecedentes penales del mismo, por sí solos, no son concluyentes en este sentido». La sentencia no es firme, cabe recurso.