Moda entre música y arte

La plaza de toros, convertida en la terraza del Mercado del Ferrocarril. /
La plaza de toros, convertida en la terraza del Mercado del Ferrocarril.

La Colegiata y El Bibio acogen sendos mercadillos

O. ESTEBAN

No son, es evidente, típicos ni tópicos escenarios de venta. Pero ambos se han convertido, durante este fin de semana, en originales mercados. Porque amantes de la moda y buscadores de productos originales y con sello asturiano tuvieron ayer (y tienen aún hoy) una cita con la capilla de la Colegiata y la plaza de toros de El Bibio. La primera acoge el Otoño Market, mercado que celebró ya con éxito las ediciones de Primavera y Verano y que reúne a 16 firmas que, de una u otra forma, buscan un hueco entre los clientes y que han encontrado en esta cita una buena manera de darse a conocer. Moda y complementos en un privilegiado escenario, que hoy permanecerá abierto al público de 11 a 21 horas, de forma i ninterrumpida y con entrada gratuita.

Y al otro lado de la ciudad, el Mercado del Ferrocarril sigue, por el momento, alejado del escenario donde nació y que le dio nombre. Por segundo mes, repite en El Bibio y, aunque la organización desea volver a los orígenes, ha hecho de la plaza de toros su nueva (aunque temporal) casa e, incluso, ha ampliado horario: de 12 a 21.30 horas, también durante toda la jornada de hoy. Artesanía, productos vintage y de segunda mano, muebles, productos ecológicos... Y la arena convertida por dos días en una terraza donde tomar algo.

Porque el Mercado del Ferrocarril, que ha ido creciendo en cada edición, ofrece mucho más que compras. Música, talleres y gastronomía animan la oferta. En esta ocasión, por ejemplo, actuarán Miki y los Doras, hoy, a partir de las 13 horas. Ayer por la tarde hubo una sesión de yoga infantil. También para los más pequeños, otras dos citas: la visita de Mickey Mouse, que se paseará por el mercado los dos días, además del taller de manualidades y globoflexia, ambas tardes. Los niños tienen también a su disposición una zona de dibujo durante los dos días. La entrada, al igual que en la Colegiata, es gratuita.

La oferta de compras durante el fin de semana en la ciudad es, sin duda, de lo más variada.