«Los presupuestos que ha presentado Foro no responden a las prioridades de Gijón»

El portavoz socialista, José María Pérez, este fin de semana, bajo los soportales de la Casa Consistorial. /
El portavoz socialista, José María Pérez, este fin de semana, bajo los soportales de la Casa Consistorial.

José María Pérez Portavoz del grupo municipal socialista

IVÁN VILLAR

Casi cuatro meses después de ver cómo la falta de acuerdo entre la izquierda le impedía acceder a la Alcaldía, José María Pérez analiza los primeros meses de gobierno tras la reelección de Carmen Moriyón. Advierte de una deficiente capacidad de gestión y pide que se trabaje mejor para atender los problemas reales de la ciudad.

¿Qué balance hace de este primer tramo del mandato?

Tengo la impresión de que seguimos con un gobierno sin proyecto para la ciudad. Que comenzó desdiciéndose y reconociendo necesidades que antes aseguraba que no existían, como las urgencias sociales a las que se destina el plan de choque, y que ahora no sabe poner en marcha los programas que plantea para atenderlas. Está desaprovechando la buena disposición de todos los grupos para aprobar recursos que luego es incapaz de ejecutar. Los fondos para las ayudas contra la pobreza energética se aprobaron en agosto y las bases aún no estarán listas hasta el lunes, después de tener que retirarlas de la última junta rectora porque estaban mal. Y de los 4,5 millones para el plan de empleo venimos hablando desde junio y también seguimos sin bases para la convocatoria.

Carmen Moriyón destacó desde su reelección que éste iba a ser el mandato del diálogo. ¿Lo está siendo?

Hay diálogo para algunas cosas, como los acuerdos a los que he hecho mención que luego no son capaces de llevar a la práctica. Pero ha sido casi inexistente para otras, como hemos visto con la reunión con Fomento sobre el plan de vías, donde el gobierno ha hecho sus propuestas al margen de los demás.

¿Ha cambiado la relación del gobierno con su grupo municipal?

Aparentemente la comunicación es más sencilla, pero hay un problema de base, y es que esa comunicación es muy escasa, sobre todo para los temas relevantes. Está bien que me envíen un informe en relación a tal o cual asunto, pero sirve de poco si de los que tienen cierta trascendencia no se habla. Por ejemplo, el 21 de septiembre le envié a la alcaldesa una carta en relación al plan de vías a la que aún no he obtenido respuesta ni en un sentido ni en otro.

Han vuelto a los consejos de las empresas municipales, donde a la oposición solo la representaba el PP...

Según el día, no estaba claro si el PP era gobierno u oposición.

En cualquier caso, ¿qué supone este cambio?

Supone volver a una situación de normalidad en la que podemos acceder a información de primera mano sobre cómo funcionan ciertos servicios públicos, algo que no era posible desde 2011. Y queremos que sirva para que esos organismos trabajen para atender los problemas de la ciudad. Por ejemplo en la EMA pudimos pedir en el consejo medidas para evitar nuevas inundaciones en La Calzada. Antes solo podíamos pedirlo a través de la prensa.

Foro asegura que se les excluyó para facilitar una mejora de su gestión.

La alcaldesa pasó cuatro años hablando del pasado para justificar su inacción. Y lo que hemos visto es que quería tener las manos libres para hacer cosas, pero no en beneficio de la ciudad. Repito el caso de La Calzada. La EMA no era capaz de dar explicaciones sobre qué se estaba haciendo para evitarlo. Y la oposición no estaba allí, ni se la puede acusar de generar problemas al funcionamiento de la empresa. Lo único que querían era no tener testigos molestos.

¿Qué opina del proceso judicial contra el anterior gerente?

Se dijeron muchas cosas por parte del gobierno, pero en el único asunto que ha terminado su recorrido judicial el resultado fue que se declaró inocente a la persona que se juzgaba. Foro puso mucho interés en justificar su inacción tratando de ensuciar el pasado, pero no hubo elementos para sostener ese discurso.

Han empezado a presentarles los datos de los presupuestos para 2016. ¿Le gusta lo que ya conocen?

No. Vuelven a tener el mismo problema que los del ejercicio anterior. No responden a la prioridades de Gijón, ni en materia social, donde se congela o se reduce la aportación, ni de inversiones, ni de proyectos de futuro. No vemos compromiso con los barrios de la ciudad, ni con una línea que iniciaron hace años los gobiernos socialistas que era la de rehabilitación de fachadas y barrios, ni recursos suficientes para cumplir compromisos que anunciaron antes de las elecciones como la ampliación del Parque Tecnológico.

Dudas formales

También han empezado a conocer detalles del borrador del PGO. ¿Cree posible su aprobación inicial antes de fin de año?

Tenemos dudas. Primero, por aspectos formales. Hemos pedido un informe que señale si la tramitación que se está siguiendo cumple con lo dictaminado por el Tribunal Supremo, pero no nos han dado aún respuesta a algo tan simple. Y no podemos seguir en una dinámica que pueda generar a futuro nuevos problemas a la ordenación urbanística. Y sobre el contenido, aún lo estamos analizando, pero no nos consta que haya un informe de los técnicos municipales sobre el documento que nos han presentado, y es necesario para poder aprobarlo.

¿En Cabueñes el PSOE defiende los intereses de los promotores?

Del PGO lo que nos preocupa es que permita el crecimiento de la ciudad desde el punto de vista de su actividad económica, para que haya oportunidades de vida, y que se permita la edificación necesaria para satisfacer la demanda que pueda haber hoy y en el futuro próximo. No tenemos ningún prejuicio respecto a que algo, me da igual el planeamiento de Cabueñes que otro, tenga que mantenerse o tenga que salir. Lo que queremos es que el equipo redactor y el gobierno expliquen cuáles son las consecuencias para la ciudad de una decisión o de la otra.

¿Se refiere a indemnizaciones?

Hablo del conjunto de las consecuencias. Porque no solamente hablamos de construcción de viviendas, sino que también hay elementos como los viales que pueden afectar a la comunicación del entorno.

Dice que votará en contra de la nueva propuesta para el plan de vías...

No la voy a apoyar porque colocar la estación en superficie donde se había quitado es contrario a los intereses de la ciudad. A nadie le puede parecer razonable meter de nuevo vías en un espacio que se había liberado para desarrollar un plan urbanístico y para poder disponer de 20.000 metros cuadrados de suelo dotacional. Una cubierta sobre la que se pueda pasear no es lo mismo que una instalación deportiva o cultural. Además, el cambio de ubicación de la estación obliga a repetir trámites urbanísticos y ambientales que llevarán años. Pueden pasar cinco o seis antes de poder licitar el proyecto constructivo.

Gijón lleva más de década y media esperando. Y el PSOE gobernó en las tres administraciones a la vez...

En al año 2000 Cascos se sacó de la manga el metrotrén. Y ese túnel, cuya necesidad nadie había planteado, condicionó todo el plan de eliminación de las vías. Aún así, hasta 2011 se fueron desarrollando actuaciones: se construyó la estación provisional, se hicieron los bypass, se quitaron las vías, se encargó el proyecto de estación... Pero en 2011 hubo un cambio de gobierno y todo se paraliza. Un ejemplo es que el derribo de El Humedal estaba contratado desde entonces y no se produjo hasta diciembre de 2014. ¿Pudimos hacer más? Todo era mejorable. Pero el problema es que entre 2011 y 2015 apenas se hizo nada.

¿Es un problema del color político en las administraciones?

Es evidente en todas las actuaciones del Ministerio de Fomento que hay un prejuicio negativo hacia Asturias y que dinero que no se ejecuta de la variante de Pajares o que se niega para el plan de vías se lleva a otros territorios. Pero tampoco creo que el Ayuntamiento haya hecho lo que debía en este proceso. No mostró interés por los ofrecimientos del Principado para ir juntos a demandar soluciones y en algunos debates en el seno de Gijón al Norte la posición de Foro era muy seguidista de la del ministerio y enfrentada al Principado, que pedía inversiones.

¿Cree que hubo algún fraude en las obras de El Musel?

No conozco nada que indique que tal cosa sucedió. Al contrario. Los informes de la Intervención General del Estado, de los abogados del Estado y de los técnicos encargados de la supervisión apuntaban en sentido contrario. Incluido el proceso de liquidación de las cuentas, hecho por un presidente de la Autoridad Portuaria nombrado por Cascos, que es interventor del Estado y había intervenido las cuentas del puerto.

¿Son justificables los sobrecostes?

Si no se hubieran justificado no habrían podido pagarse. De hecho, se presupuestó una cantidad máxima para hacer frente a los modificados de obra y lo que se liquidó finalmente estuvo muy por debajo, casi cien millones de euros, de lo que se había previsto. Si Carmen Moriyón aprobó esa liquidación entiendo que consideraba que se ajustaba a la realidad.

¿Se siente responsable de la deriva judicial de este asunto?

De la judicialización de las obras se sentirán responsables quienes hayan contribuido a ella. Porque desde que nació este proyecto distintas personas trataron de llevarlo a los tribunales para ralentizarlo y paralizarlo. Cada uno tiene sus intereses, que entiendo que son legítimos. Y si la Audiencia Nacional está investigando esto, es a iniciativa del Gobierno de España.

El exalcalde de Carreño debe declarar como imputado...

Que a alguien le llamen a declarar en la calidad que sea no presupone nada. Vemos todos los días cómo se cita a personas como imputadas sin que eso luego conlleve una acusación cuando los asuntos llegan a juicio.

¿Y usted teme ser imputado?

No, en absoluto. Que se investigue lo que haya que investigar. Tengo la tranquilidad de que han sido distintos técnicos y profesionales, con responsables de gobiernos de diferente signo político, los que han estado en todo este proceso y quienes han supervisado y elaborado los informes sobre los que se iban tomando decisiones.

¿Se ve los cuatro años del mandato en la oposición o la situación puede cambiar tras las generales?

Cuando Xixón Sí Puede adoptó una postura que permitía a Foro seguir gobernando, ya dije que se estaba tomando una decisión de largo plazo. No podemos estar en la tesitura de 'hoy voto esto, pero mañana hago una moción de censura'. Nosotros no renunciaremos a nuestra capacidad de presentar iniciativas, pero desde la oposición. Si en el futuro el escenario es distinto y hay otras condiciones, las valoraremos en su momento.