Los enfermos mentales piden empatía para «erradicar la estigmatización»

Antonio Molejón, Daniel Pedro Rodríguez y Margarita Carrión, ayer, durante el acto. /
Antonio Molejón, Daniel Pedro Rodríguez y Margarita Carrión, ayer, durante el acto.

«Los prejuicios de quienes contratan son el principal obstáculo para acceder al mercado laboral», señaló el presidente de Afesa, Daniel Pedro Rodríguez

LUCÍA RAMOS

«Ponte en mi lugar, conecta conmigo». Con estas sencillas palabras los enfermos mentales y sus familias pretenden concienciar al conjunto de la sociedad de lo que sienten quienes padecen este tipo de trastornos y acabar así con el rechazo y la discriminación que muchos de ellos sufren. El lema fue recuperado ayer durante el acto con el que la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (Afesa) y la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Enfermos Mentales (Feafes) en Asturias conmemoraron el Día Mundial de la Salud Mental, celebrado el pasado 10 de octubre.

La jefa de División Operativa de Acción Social del Ayuntamiento, Margarita Carrión, fue la encargada de abrir el acto con la lectura de la proclama elaborada por los organizadores. «Cualquier persona puede padecer un trastorno mental o conocer a alguien que lo tenga», señaló, y advirtió de cómo muchos de los afectados por este tipo de enfermedades ven cómo se violan frecuentemente sus derechos.

«La desinformación y la falta de conocimiento sobre salud mental y los trastornos mentales producen que en muchas ocasiones la sociedad no comprenda, estigmatice, discrimine y rechace a los afectados por este tipo de problemas de salud», apuntó el presidente de Afesa-Feafes Asturias, Daniel Pedro Rodríguez. Por este motivo, continuó, «es importante tener la voluntad de conocer a estas personas, descubrir lo que sienten, comprender en qué consisten los trastornos mentales y entender que es perfectamente posible convivir con ellos». Rodríguez recalcó asimismo cómo un empleo puede tener «una función terapéutica» para los enfermos mentales y criticó que «los prejuicios de quienes contratan son los principales problemas con los que se encuentran los afectados a la hora de acceder al mercado laboral».

El director general de Salud Pública del Principado, Antonio Molejón, por su parte, destacó que el Plan de Salud Mental del Principado de Asturias 2015-2020 «contempla la promoción de la salud mental, la prevención de la enfermedad mental y la erradicación de la estigmatización social». Con el fin de cumplir este último punto, agregó, el documento recoge medidas como formar a las personas con trastornos mentales para que puedan responder a las situaciones de estigmatización que encuentren en su día a día, sensibilizar a colectivos específicos y a la sociedad en general acerca de este tipo de enfermedades y normalizar los procedimientos de atención sanitaria a enfermos mentales, entre otras.

El papel de los medios

Acto seguido tuvo lugar un debate acerca del tratamiento que reciben los afectados por enfermedades mentales en los medios de comunicación moderado por la psicóloga Vanesa Marrón y en el que participaron las periodistas Laura Fonseca de EL COMERCIO y Silvia López, de la TPA. Las ponentes hicieron hincapié en el poder multiplicador que tienen los medios y compartieron, junto con la guía de buenas prácticas de AFESA, algunas pautas para evitar malentendidos y combatir la estigmatización de los afectados por trastornos mentales: documentarse e informarse adecuadamente, no sobredimensionar las facetas negativas o positivas de estas enfermedades, tratar a los afectados con naturalidad, dejar que ellos mismos se expresen, romper el falso vínculo violencia-enfermedad mental y cuidar el lenguaje utilizado, entre otras.