360 menores gijonesas, objeto de «violencia silenciosa»

CH. TUYA GIJÓN.

La violencia machista a menores ha crecido un 33% en el último año. Se calcula que el 5% de las adolescentes ha sufrido ya algún tipo de agresión por su pareja o ex. Son datos de la Fiscalía General del Estado que, extrapolados a Gijón, «suponen que 360 adolescentes se encuentran en esa situación. No son datos oficiales, es una estimación, pero queremos mostrar de qué estamos hablando. De que hay una invisibilidad de esta violencia».

Así lo aseguró ayer Felisa Soria, directora de la Oficina de Políticas de Igualdad de Gijón. Confesaba sentirse «sobrecogida» tras escuchar las cifras ofrecidas por Paola Fernández, la coordinadora del programa de Atención Psicológica a Mujeres Adolescentes Víctimas de Violencia Machista del Instituto Andaluz de la Mujer, que ha atendido a 300 menores andaluzas en tres años.

Tanto es así que anunció Soria la intención de «repensar» el programa que ahora mismo ofrece Gijón en los institutos. «Pensábamos que se hablaba de coacciones, pero Paola Fernández nos ha dado una dimensión del problema muy salvaje. De agresiones sexuales invisibles para las familias y para los equipos docentes». Por ese motivo, plantea «repensar el programa para ir más allá».