Descarrila un tren 'torpedo' con arrabio de Arcelor

Detalle del vagón, con arrabio fundente en su interior.  Las tres grúas, preparando el izado del tren 'torpedo'. /
Detalle del vagón, con arrabio fundente en su interior. Las tres grúas, preparando el izado del tren 'torpedo'.

No hubo daños humanos ni ambientales, pero su peso obligó a utilizar tres grúas

I. VILLAR

Uno de los trenes 'torpedo' que circulan cada día entre las factorías de ArcelorMittal de Gijón y Avilés cargados de arrabio a altas temperaturas descarriló el jueves por la tarde en las inmediaciones del Monte Areo mientras se dirigía desde las instalaciones de Veriña hasta la acería avilesina. El incidente tuvo lugar en una vía utilizada en exclusiva por ArcelorMittal y en terrenos de la multinacional, por lo que no afectó al tráfico ferroviario general, aunque sí al interno, que quedó interrumpido. Fuentes de la empresa aseguran además que no causó ningún daño personal y, dado que el vagón que transportaba con material de fundición no llegó a volcar ni hubo fuga alguna, tampoco ha habido daños ambientales. «El arrabio estuvo en todo momento controlado dentro del vagón», apuntaron.

La operación para devolver ayer el tren a los raíles fue especialmente complicada por su elevado peso, que llega a alcanzar las 500 toneladas. Para levantar el vagón cargado de arrabio hubo que habilitar primero una pequeña explanada y esperar a que Renfe cortara la catenaria para que finalmente tres potentes grúas pudieran intervenir. A última hora de la tarde la pesada tolva volvía a estar dentro del carril para ser remolcada al fin hasta la factoría de Arcelor en Avilés. El excesivo tonelaje de estos convoys, que pueden circular con uno o varios vagones, provoca que los raíles se vayan deformando con el paso del tiempo. En el lugar del descarrilamiento la vía de la multinacional discurre en paralelo a la de Feve, aunque a distinto nivel.

 

Fotos

Vídeos