A Gijón le gusta comadrear

Alicia Miyares y Ana de Miguel, en primer término, con sus trofeos, acompañadas por las socias de la Tertulia Feminista Les Comadres en el Llagar de Castiello./
Alicia Miyares y Ana de Miguel, en primer término, con sus trofeos, acompañadas por las socias de la Tertulia Feminista Les Comadres en el Llagar de Castiello.

Lleno hasta la bandera en los restaurantes de la ciudad gracias a las miles de mujeres que salieron a festejar

LUCÍA RAMOS

Las mujeres volvieron a comerse la noche. Un año más, miles de gijoneses tomaron las calles y los restaurantes de la ciudad para celebrar, como manda la tradición, la noche de Comadres, que tiene lugar el jueves anterior al antroxu. Una noche sólo para chicas en la que la fiesta y la diversión para todos los gustos están aseguradas. Así, tanto aquellos locales que recurrieron a los cada vez más de moda espectáculos con chicos ligeros de ropa como los que ofertaron una cena más tradicional vieron como sus comedores se llenaban hasta la bandera.

Si hay algo inherente a esta noche en la que las mujeres son las reinas, es la cena que la Tertulia Feminista Les Comadres celebra desde hace tres décadas para reunir a todas sus socias y entregar su premio a la Comadre de Oro, que en esta ocasión recayó en la filósofa cántabra Ana de Miguel por «su trabajo sobre el feminismo como movimiento social y su construcción de nuevos marcos teóricos de interpretación de la realidad». Junto a ella, recogió el galardón como Comadre de Oro Especial la asturiana y también filósofa Alicia Miyares, «como reconocimiento y agradecimiento por el texto del manifiesto 'Yo decido', presentado en el Congreso de los Diputados el 1 de febrero de 2014», tras la llegada a Madrid del 'Tren de la Libertad'.

«Quiero dedicar este premio a todas las personas que fueron reconocidas antes que yo, porque para mí fueron maestras del saber, de la política y de la vida», señaló Miyares, quien recalcó que «cuando los tiempos son revueltos las mujeres retroceden en sus avances, como está ocurriendo ahora con cuestiones que considerábamos ya logradas». La lucha, por tanto, «va a continuar», advirtió la filósofa, y aseguró que «es imposible desanimarse, pues el feminismo tiene mucha historia y sabe que la unión nos hace triunfar, esto no son nada más que pequeñas paradas».

Ana de Miguel, por su parte, reconoció sentir «más alegría de la que se puede imaginar» al ser reconocida por «una asociación que es una referencia en todo el estado. Una asociación con las ideas tan claras y capaz de hacer que un tema tan poco defendido en público como es el aborto fuese reivindicado por la sociedad civil española. Eso es precisamente lo que busca el feminismo, que los problemas de las mujeres no sean problemas de una minoría, sino de la humanidad».

Una afirmación con la que se mostró de acuerdo la presidenta de la tertulia, Begoña Piñero, quien recalcó que «la lucha feminista sigue vigente porque el patriarcado cambia de forma y se va preparando para atacar de nuevo cada vez que las mujeres avanzamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos