Corripio promete 'un cambio' en el Grupo Covadonga tras ser elegido presidente

Antonio Corripio, felicitado tras su elección./
Antonio Corripio, felicitado tras su elección.

El empresario salió vencedor con el respaldo de 3.641 grupistas (el 54%). Tomará posesión el sábado y promete «un cambio» en la entidad

M. MENÉNDEZ / C. TUERO

«Los socios están pidiendo un cambio». Fue la lectura que ha realizado Antonio Corripio del resultado de las elecciones que le convirtieron en el decimosexto presidente del Real Grupo de Cultura Covadonga. El empresario salió vencedor con el respaldo de 3.641 grupistas (el 54%), mientras que su contrincante, Armando Menéndez, logró el apoyo de 3.254 grupistas (el 47%). «Estamos contentísimos. Esperábamos un resultado muy ajustado, apretado», reconocía el flamante presidente poco después de conocerse el escrutinio. El que le dio la victoria por apenas 387 papeletas. Además de una de las más reñidas, la de ayer fue una de las citas electorales con mayor participación de socios. En total, ayer votaron 6.928 socios de un censo de casi 28.500 (el 24% de la masa social) y también se contabilizaron 16 votos en blanco y 18 nulos.

Una de las novedades de estas elecciones fue que cerca de 800 antiguos socios del Centro Asturiano pudieron participar. Lo hicieron unos 600 y la mayoría se decantó por la opción de Corripio. Las urnas en las que más sufragios se contabilizaron fueron precisamente la que correspondía a los números de socio más bajos, es decir, a los veteranos, y a los números más altos, donde se incluyó a estos grupistas de nuevo cuño. «Estamos encantados de haber recibido su apoyo porque son socios del grupo Covadonga. Han tenido un peso importante en la votación», reconoció Corripio antes de comprometerse a «resolver» cuanto antes «esta situación enquistada» con la entidad de Mareo.

Antonio Corripio celebró su victoria con los miembros de su equipo, a los que agradeció el trabajo realizado en las últimas semanas: Julio Pinilla, Sandra Cifuentes, Jesús Blanco, Iván González, Rocío Ríos, Eduardo Carreño, Sonsoles Mori, Jorge Morán, Carlos Manjarín, Beatriz Coto, Joaquín Miranda, Manuel José Rodríguez, Alejandra Fernández y Manuel García, que formarán su junta directiva. En principio, la intención de Corripio es formar hasta 22 comisiones compuestas por tres o cuatro personas y que tengan capacidad decisoria.

El sábado, toma de posesión

El ganador de los comicios aún deberá esperar prácticamente una semana para hacerse con las riendas de la entidad. Los estatutos del Grupo prevén una serie de pasos de obligado cumplimiento y, según el calendario electoral, desde mañana hasta el miércoles será el plazo para que se puedan presentar impugnaciones al proceso electoral. En caso de haberlas, habrán de ser resueltas el jueves, con lo que la proclamación del decimosexto presidente del Grupo Covadonga deberá esperar al viernes. Un día después, el sábado, tendrá lugar la toma de posesión.

Y con ese acto formal empezará un periodo de cuatro años en el que el presidente deberá tomar decisiones, algunas de ellas de carácter prácticamente inmediato, para dirigir los pasos de la entidad. Uno de los principales será el enquistado conflicto del Centro Asturiano de La Habana y la puesta a disposición de los grupistas de sus sedes, tanto la del paseo de Begoña como la de la finca de Mareo.

Hay otros asuntos de enjundia a los que el presidente no podrá tardar en hacer frente, como es el desarrollo de la parcela de la finca de La Torriente, aledaña a las instalaciones grupistas, la compra del resto de esa parcela y analizar la posibilidad de adquisición del Club Hípico Astur (Chas).