Los viajeros de EMTUSA solo ocupan cuatro de cada diez plazas ofertadas

En 2015 la flota realizó 444.000 viajes y dio servicio a 18,2 millones de viajeros, 138.000 más que el año anterior

I. VILLAR

EMTUSA prestó servicio el año pasado a 18,2 millones de viajeros, un 0,77% más que en 2014. Esta cifra equivale al 39% de los 47,2 millones de plazas que se pusieron a disposición de los usuarios en los 444.998 viajes realizados por los autobuses municipales. O, lo que es lo mismo, a lo largo del ejercicio solo se utilizaron cuatro de cada diez plazas de autobús.

El dato forma parte del exhaustivo informe de gestión que será presentado hoy en el consejo de administración de la empresa municipal. Junto a las cifras ya señaladas, el documento recoge otras estadísticas como el número de kilómetros recorridos por su flota (4,7 millones), el tiempo medio de cada expedición (45 minutos), la media de viajeros por trayecto (40,95) o la velocidad comercial (14,05 kilómetros cada hora). La línea 1, que cubre el trayecto entre El Cerillero y el Hospital de Cabueñes, fue un año más la más utilizada de la red, con 3,1 millones de viajeros (-0,03%). Tras ella se situaron las líneas 12 (2,8 millones), 10 (2,5 millones) y 15 (2,4 millones). La mayoría de los viajeros (14,8 millones) pagaron su trayecto con alguno de los bonos admitidos por EMTUSA (mensual, anual, CTA, etcétera) y solo 3,3 millones (18%) abonaron el precio que cuesta el billete ordinario. 724.994 viajes corresponden a abonados menores de 13 años, que disfrutan de acceso gratuito.

Este último dato representa un incremento del 3,7% con respecto al año anterior, con 26.400 viajeros menores más.

En el apartado dedicado a atención al cliente el informe cifra en 100 las quejas recibidas en 2015 -el año anterior fueron 105-. Algo más de la cuarta parte, 27, se refieren al trato recibido por parte de los conductores, apartado cuya reducción constituye una «máxima prioridad» para la empresa -en 2014 se habían presentado 42-. Otras 16 tenían relación con la conducción: cinco procedían de conductores de vehículos particulares que tuvieron conflictos con algún autobús, cuatro eran quejas por velocidad excesiva, dos por brusquedad en la conducción, otras dos por hablar con el móvil y tres más por causas diversas. «Aunque estas quejas contienen una carga de subjetividad importante, deben tender a cero. Por eso en el plan de formación de 2016 se han incluido acciones destinadas a su eliminación», recoge el informe de gestión. El grueso de las quejas se completa con las referidas a marquesinas (18), fundamentalmente para ponerlas donde no las hay.

Las cuentas anuales, sobre las que también deberá pronunciarse hoy el consejo, cifran en 8,5 millones de euros las pérdidas del ejercicio, frente a los 7,8 millones de euros del año anterior.

Concurso de diseño

Por otra parte, en el orden del día se incluye la aprobación de las bases de un concurso de diseño para renovar la imagen de los autobuses municipales. EMTUSA busca una propuesta «moderna y dinámica que sepa transmitir de forma coherente la vertebración de una ciudad atlántica y abierta como es Gijón». Solo podrán participar diseñadores profesionales y el ganador, que recibirá 1.000 euros, se elegirá por votación popular.