El Ateneo Jovellanos pide a Liberbank que asuma los gastos de su sede

Isabel Moro encabezó la asamblea en la que expuso el estado de las cuentas. /
Isabel Moro encabezó la asamblea en la que expuso el estado de las cuentas.

José Luis Martínez fue nombrado presidente emérito de la entidad en la asamblea general de socios

NACHO PRIETO

La nueva presidenta del Ateneo Jovellanos, Isabel Moro, ha pedido formalmente a la Fundación Liberbank que asuma los gastos de mantenimiento -básicamente electricidad y calefacción- de la sede que ocupa de forma provisional, para tratar de aliviar así su difícil situación económica. Moro informó ayer a los socios del Ateneo Jovellanos sobre el estado de las cuentas y advirtió de que recibe un saldo próximo a los dos mil euros y no hay nuevos ingresos garantizados hasta principios del próximo año, que es cuando se recaudan las cuotas sociales.

Para salvar esa situación, especialmente en el caso de que la Fundación Liberbank no acepte su petición, el Ateneo Jovellanos intenta también que se hagan efectivas cuanto antes las subvenciones comprometidas por el Ayuntamiento de Gijón para la restauración de la pinacoteca ateneísta y del Ministerio de Defensa para financiar la divulgación a través de ciclos de conferencias la actividad de las Fuerzas Armadas.

Moro explicó, también, que confía en que la ayuda municipal pueda ser doble: por una parte, la ya citada subvención, de seis mil euros, que tiene como finalidad la restauración de la pinacoteca, y, por otra, una contribución como asociación cultural, a través de la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular, que podría suponer 4.000 euros más.

En dos de los tres casos mencionados, las subvenciones ya están concedidas, pero no abonadas, de forma que el objetivo de Isabel Moro es agilizar el procedimiento y la liquidación para poder afrontar los gastos del último cuatrimestre.

Cambio de locales

Hay que tener en cuenta, en ese sentido, que los nuevos responsables del Ateneo Jovellanos esperan recuperar la sede de la antigua Escuela de Comercio en torno al mes de mayo próximo, una vez finalizadas las obras de remodelación que están en marcha, de forma que las mayores dificultades económicas se concentran en los próximos meses. Isabel Moro manifestó ayer a EL COMERCIO que el Ateneo Jovellanos pasó en poco tiempo de recibir una ayuda de Cajastur próxima a los 10.000 euros al año a pagar a Liberbank cerca de 12.000 euros por el mantenimiento de su sede en el edificio Antigua Muralla. También indicó que el Ateneo Jovellanos funciona ahora sin contrataciones externas (una trabajadora que quedaba se encuentra ahora en regulación de empleo), circunstancia que supone un ahorro importante, así como que las actividades culturales no suponen gasto o éstos son poco significativos.

En otro orden de cosas, la asamblea general de socios acordó nombrar presidente emérito a José Luis Martínez, distinción que le será otorgada en el transcurso de una próxima cena de hermandad. Moro quiere recuperar este tipo de encuentros.

A la hora de reseñar su programa de actividades para el próximo otoño, la nueva presidenta del Ateneo Jovellanos citó una excursión a Covadonga, conferencias y el inicio de tertulias culturales que se estrenarán con un tema polémico, la fiscalidad de las herencias en el Principado de Asturias.