Personal de la ONCE, contra la venta de cupones en kioscos, gasolineras y bares

Dicen que la apertura de nuevos puntos de comercialización ha destruido mil empleos. Mañana se concentrarán en la calle Munuza

ÓSCAR PANDIELLO

Un grupo de trabajadores de la ONCE, encabezados por los afiliados a CC OO y la asociación Puedo, ha convocado para mañana una concentración contra el Canal Físico Complementario, un mecanismo fijado por la dirección de la empresa en 2010 por el que se expandieron los puntos de venta a estancos, gasolineras, kioscos, bares y restaurantes. La movilización, convocada para el mediodía del sábado frente al Opencor de la calle Munuza, pretende dar visibilidad a las condiciones laborales de su personal vendedor. Según apunta Ricardo Gayol, secretario general de CC OO-ONCE en Madrid, «ya se han destruido más de mil puestos de trabajo a nivel estatal debido al plan de la dirección, que pretende reducir personal para dejar una élite comercial que de imagen y rendimiento óptimo apartando a los discapacitados».

Asimismo, el sindicalista acusó a la dirección de la empresa de «cambiar el modelo comercial por la puerta de atrás», una forma de actuar que, a la larga, causará que «el resto de la afiliación sean pasto de prestaciones sociales o de trabajos de explotación, como en el caso de las personas con discapacidad intelectual en los centros especiales de empleo de ILUNION».

Salarios menguados

Debido a la multiplicidad de canales de venta, los empleados de la ONCE han visto menguar su salario, recibiendo sanciones por baja rentabilidad. Es el carácter social de la empresa, por tanto, lo que se cuestiona desde el sindicato. «La principal labor social de la ONCE son sus vendedores, que mediante la venta del cupón transmite una imagen coherente a la sociedad de la función que ésta realza», manifestaron en la convocatoria. Así, Gayol apela a «la solidaridad de la población gijonesa y de sus organizaciones sociales y políticas para que se unan a nuestra lucha y logren doblar el brazo de la dirección».