Emilio Ariznavarreta prescinde de todo el equipo redactor del Plan General de Ordenación

Emilio Ariznavarreta y Mariana Borissova, en su estudio de Oviedo. /
Emilio Ariznavarreta y Mariana Borissova, en su estudio de Oviedo.

Alega «pérdida de confianza y fuertes discrepancias internas» con el coordinador de los trabajos, Víctor García Oviedo, y 16 colaboradores

MARCOS MORO

Crisis abierta en el equipo redactor del Plan General de Ordenación (PGO) de Gijón. Su director-gerente y máximo responsable de la UTE Bilbaína de Proyectos SLP y Urbania 2003 Arquitectura, Emilio Ariznavarreta, ha prescindido del coordinador técnico y jurídico Víctor García Oviedo, Tachi, y de todo el equipo de colaboradores que han trabajado durante los dos últimos años en la revisión del documento urbanístico. Los despedidos, casi una veintena de personas, se enteraron por burofax el pasado 6 de junio de que no continuarían con las siguientes fases que conlleva la tramitación: informe de alegaciones, entrega del documento resultante a la CUOTA y aprobación definitiva y texto refundido.

El burofax, al que ha tenido acceso El COMERCIO, justifica la drástica decisión de apartar al denominado equipo proyectamos en «la pérdida de confianza, falta de respeto hacia la dirección, fuertes discrepancias internas y consecuencias derivadas de la propia coordinación del trabajo». Todo ello, asegura el escrito, «sin perjuicio de las liquidaciones que procedan hasta este momento». En la notificación a los despedidos, el director-gerente de la oferta que ganó el concurso público para la revisión del PGO también explica que «esta decisión la he comunicado asimismo al Ayuntamiento de Gijón y no ha puesto ninguna objeción a la decisión adoptada».

El equipo de gobierno contaba con llevar al Pleno la aprobación definitiva del PGO a la vuelta del verano de 2017 y el conflicto que ha estallado en el seno del equipo de redactores, además de retrasos, puede añadir nuevas incertidumbres a una tarea tan delicada como es devolver la seguridad jurídica al urbanismo gijonés tras dos anulaciones sucesivas del planeamiento gijonés.

Ariznavarreta, con quien se puso ayer en contacto este periódico, aseguró que el motivo principal de esta crisis son «desavenencias personales» que vienen de atrás con Víctor García Oviedo, arquitecto especializado en urbanismo que, según la estructura organizativa de la UTE, tenía encomendada la coordinación general técnica de los trabajos y también la persona en la que recayó el peso de las negociaciones con los grupos políticos que cristalizaron en la aprobación inicial del documento en el Pleno del pasado mes de febrero con un respaldo de 20 de 27 concejales. De hecho, Ariznavarreta reconoció que esta decisión la llevaba meditando desde hace más de un año. «Ha sido una de las mayores desilusiones que me he llevado en esta vida», afirmó el veterano arquitecto, que ha prescindido de todos los colaboradores y se mantiene solo al frente de la UTE con su compañera de estudio, la búlgara Mariana Borissova.

«He dado de baja a todo el equipo de colaboradores, porque le obedecían a él (Víctor García Oviedo)», explicó Ariznavarreta, que también reconoció «estar descontento» con el trabajo realizado durante las dos primeras fases de la tramitación (documento de prioridades y aprobación inicial).

La idea del máximo responsable de la revisión del PGO de Gijón es seguir adelante con los trabajos pendientes hasta la aprobación definitiva, tarea que implica la inmediata sustitución de las 16 personas apartadas por profesionales del mismo perfil curricular (arquitectos, abogados, ingenieros, economistas, sociólogos...).

En cuanto a las posibles reclamaciones judiciales, destacó que «el contrato del Ayuntamiento es con la UTE y yo con ellos no tenía ningún compromiso por escrito. Éramos dos equipos que trabajábamos en conjunto y todo era de palabra». Esta no es la primera baja que se produce en el equipo redactor. A los dos meses de constituirse la UTE, renunció a formar parte de ella la catedrática de Derecho Administrativo Rosario Alonso Ibáñez, que colaboró en la redacción del anteproyecto de la Ley del Suelo asturiana vigente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos