El gerente de EMTUSA aprueba una oposición estatal que podría obligarle a abandonar el cargo

Ignacio Martín-Angulo, ante las instalaciones de EMTUSA en Tremañes, al inicio de su mandato al frente de la empresa. /
Ignacio Martín-Angulo, ante las instalaciones de EMTUSA en Tremañes, al inicio de su mandato al frente de la empresa.

Ignacio Martín-Angulo ha logrado el ingreso al Cuerpo de Ingenieros de Minas del Estado. Su intención es mantener su puesto en la Empresa Municipal de Transportes

O. ESTEBAN

Dice Ignacio Martín-Angulo Olay que, simplemente, buscó una alternativa de futuro, ligada a la Administración Pública, mundo que le apasiona. Y el actual gerente de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos, EMTUSA, se fijó en el Cuerpo de Ingenieros de Minas del Estado. Empezó su preparación con vistas a un «largo plazo» que se ha convertido en corto y que podría suponer el tercer relevo al frente de una empresa municipal en lo que va de mandato.

Martín-Angulo, ingeniero de Minas que en 2011 se puso al frente de EMTUSA con solo 35 años, asegura que su intención no es marcharse. Que no esperaba aprobar a la primera una oposición tan exigente como esta: 90 aspirantes en todo el país, 10 plazas convocadas y solo 6 aprobados. Angulo ha quedado tercero. Pero la cuestión es que lo ha hecho, admite que tras un duro esfuerzo durante este último año (las oposiciones fueron convocadas el 1 de septiembre de 2015 y las pruebas arrancaron a principios de este año). El Boletín Oficial del Estado publicó hace tan solo unos días la relación de aspirantes aprobados, tras lo que tan solo quedan algunos trámites para que el listado sea oficial. Porque los aspirantes tienen ahora un plazo de 20 días para presentar documentación. Después, los seis aprobados serán nombrados funcionarios en prácticas y se determinará la fecha en la que le nombramiento se hace efectivo.

Después, deben superar un cursos selectivo, de carácter práctico, cuya duración estará entre uno y tres meses. Angulo debe acudir a ese curso de forma obligatoria. Una vez superado y cuando haya sido nombrado funcionario del Estado, tiene la intención de solicitar la excedencia del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para poder continuar con su labor al frente de EMTUSA, o incluso plantea la posibilidad de la figura de colaboración entre administraciones. Pero la situación es compleja y ni siquiera está claro que pueda acceder a esa excedencia.

Para lograrlo, las dos partes, esto es, ministerio y EMTUSA, deben dar el visto bueno. De hecho, Martín-Angulo asegura que llevará la situación al consejo de administración de la empresa municipal cuando el nombramiento sea oficial. Pero no todo es una cuestión de voluntad de las partes, sino de que legalmente la situación sea posible. Puede que Angulo se encuentre con algún problema por el hecho de no ser cargo electo, lo que le obligaría a incorporarse a su nuevo puesto. En ese caso, es evidente, dejaría la administración local.

Otros abandonos

De esa forma, su nombre se sumaría a los de Bernardo Veira y Pablo Álvarez Cachero. El primero abandonó la gerencia del Centro Municipal de Empresas y la dirección del Parque Científico y Tecnológico, para regresar al sector privado. El equipo de gobierno nombró a Rubén González Hidalgo para sustituirle, el pasado mes de septiembre. Y hace solo un mes Pablo Álvarez Cachero anunció que dejaba la gerencia de la Empresa Municipal de Aguas, entidad en la que se han encadenado los cambios, abandonos y ceses en los últimos meses. También dijo adiós Manuel Álvarez Amandi, hasta abril director general de Servicios y Procesos de Emulsa.

Esos relevos levantaron cierto malestar entre los grupos de la oposición. El PSOE consideró la marcha de Cachero «una muestra más de que el personal directivo de Foro, su segunda línea, no ve futuro en el proyecto político de Carmen Moriyón». En cualquier caso, la gestión de Cachero sí había estado rodeada de cierta polémica, entre otras cosas por la situación sobrevevenida con la depuradora del Este, pero la situación de Angulo era distinta. Su gestión del frente de EMTUSA no había sido objetivo de especiales batallas políticas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos