Constructores y promotores constatan una progresiva reactivación del sector

Fermín Bravo (Principado), Fernando Couto, María Calvo (CAC-Asprocon), Carlos Fernández (Sabadell Herrero), Antonio Colunga (Colegio de Aparejadores) y Juan González (Colegio de Arquitectos). /
Fermín Bravo (Principado), Fernando Couto, María Calvo (CAC-Asprocon), Carlos Fernández (Sabadell Herrero), Antonio Colunga (Colegio de Aparejadores) y Juan González (Colegio de Arquitectos).

La patronal celebra la vuelta a una «cierta normalidad» y confía en cerrar el año con más de mil viviendas nuevas en la región

IVÁN VILLARGijón

Patronal y administraciones públicas coincidieron ayer en destacar el progresivo aumento de la actividad en el sector de la construcción, identificado durante años como uno de los más afectados por la crisis económica. «Si no una recuperación total, creemos que vuelve a haber una cierta normalidad», destacó la presidenta del grupo de promotores de la Confederación Asturiana de la Construcción-Asprocon, María Calvo, durante un acto celebrado ayer en la sede gijonesa de la asociación.

Lo argumenta con datos de los visados emitidos por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. En los diez primeros meses de 2015 en la región se levantaron quince bloques de edificios con 338 viviendas, a los que se sumaron otras 317 casas unifamiliares. En total, 655 viviendas. Este año, en el mismo periodo, esas cifras se incrementaron un 41% hasta alcanzar las 926.

«Es un aumento bastante significativo y creemos que cuando concluya 2016 habremos superado el millar de viviendas iniciadas», remarcó Calvo. Las que ya están incluidas en esa estadística se reparten entre 301 viviendas unifamiliares y 21 edificios en altura que suman 625 pisos. Los datos ofrecidos ayer confirman la tendencia del ejercicio anterior, que ya se cerró con un 61% más de actuaciones que 2014, de 544 a 881.

Pero más allá de las construcciones que nacen desde cero, en esta recuperación están jugando un papel fundamental las obras de rehabilitación. «El sector está derivando hacia la recuperación de espacio en el interior de las ciudades y no solo a la generación de nuevas zonas residenciales». Lo apuntó el director general de Vivienda del Principado, Fermín Bravo, quien destacó el importante apoyo que prestan a esta labor las diferentes administraciones públicas de Asturias. «Si hablamos de euros por habitante, estamos entre las regiones punteras en ayudas a la rehabilitación de viviendas, algo que redunda no solo en la economía, sino en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y la cohesión de las ciudades», afirmó.

200 millones en ayudas

Bravo cifró en 10,3 millones de euros los fondos dedicados este año por el Principado a la rehabilitación de viviendas, de los que más de un 70% tuvieron como destino comunidades de vecinos de Gijón. En la ciudad se complementan con las ayudas del Ayuntamiento, que el concejal de Urbanismo, Fernando Couto, cifró en 15 millones. «Cerraremos 2016 con más de 50 actuaciones en fachadas con apoyo municipal o autonómico», destacó el edil de Foro.

Couto aseguró que el concejo «es líder en la rehabilitación de viviendas» y recordó que en el pleno de aprobación inicial del nuevo PGO «se alcanzó un acuerdo para invertir en la próxima década 200 millones de euros en rehabilitaciones, tanto con ayudas locales como autonómicas, estatales y europeas». El concejal celebró los datos que apuntan a la recuperación del sector y señaló que «la actividad económica en Gijón no se entiende sin el metal, la construcción y las nuevas tecnologías».

En lo que respecta a la demanda, el director de Vivienda señaló que Asturias «es de las pocas comunidades que mantiene las ayudas a la compra». El miércoles instarán al ministro de Fomento a recuperar las estatales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos