La cuarta parte de la inversión municipal se queda en el centro

A la zona rural irán un 18,8% de los fondos y al distrito Oeste otro 17,8%. El Llano es el área para la que menos dinero se refleja en el presupuesto

I. VILLAR

De cada diez euros dedicados a inversiones el próximo año, 2,42 irán a parar a actuaciones ubicadas en el distrito centro. Esto es consecuencia de la confluencia en la misma zona de la ciudad de dos grandes obras ya en marcha y que serán las que más fondos municipales reciban también en 2017: las labores de consolidación de la antigua fábrica de tabacos -1,5 millones de euros para los trabajos en el edificio y 217.000 para la parte arqueológica- y la rehabilitación de la antigua Escuela de Comercio -1,1 millones correspondientes a la última anualidad y la liquidación final-.

Pero no son las únicas partidas de inversión reservadas a este área. Habrá 200.000 euros para semipeatonalizar la calle Vicaría, en Cimavilla, y 155.000 para la esperada intervención sobre las medianeras del tramo peatonal que conecta la carretera Vizcaína con la avenida de Portugal. En total, en el distrito recalarán 3,2 millones de euros, que representan un 24% de los 13,2 millones que los nuevos presupuestos reservan a inversiones.

Le seguirá como principal beneficiario de estas partidas el distrito rural, con 2,4 millones de euros, es decir, un 18,8% del total del capítulo inversor. 602.000 euros servirán para el ensanche y pavimentación de una decena de caminos con acceso a viviendas en Cabueñes, 320.000 para hacer lo propio en otros tres de La Pedrera, 203.000 para habilitar un arcén peatonal de acceso al Colegio Público de Educación Especial de Castiello y 140.000 para las obras de la sede vecinal de Veriña.

En el ámbito de la zona rural se incluyen inversiones centradas en la Milla del Conocimiento, como los 324.000 euros para la ampliación del edificio Centro Tecnológico en el Parque Científico y Tecnológico o los 300.000 para la recuperación de las instalaciones deportivas de la Laboral.

A obras en la zona Oeste se dedicarán 2,3 millones, un 17,8% de la inversión. En total, se cuentan una veintena de obras, entre las que destacan por su cuantía los 425.000 euros para la renovación del asfaltado de la avenida Juan Carlos I -desde su intersección con la calle Cortes de Cádiz hasta la plaza del Padre Máximo González- y los 400.000 de la primera anualidad para ensanchar la pasarela sobre la 'Y' a la altura de Lloreda, utilizada para conectar Tremañes con Porceyo y por la que actualmente apenas cabe un coche. Habrá, además, 250.000 euros para cubrir las pistas de tenis de La Calzada y transformarlas en un módulo que permita la práctica de deportes de sala y 200.000 para mejoras en la pista de La Algodonera.

Al distrito Este llegarán 1,3 millones de euros. Más de la mitad irá a parar a La Arena, para la renovación del alumbrado (400.000 euros) y la insonorización del pabellón deportivo (311.000). Además, Ceares será probablemente el emplazamiento elegido para construir un nuevo campo de hierba sintética de uso preferente por equipos de fútbol femenino, cuya primera anualidad supondrá un desembolso de 200.000 euros.

Nuevo Roces

La zona Sur recibirá inversiones por 1,2 millones. 600.000 euros corresponden a la construcción de una pasarela sobre la ronda de uso peatonal y ciclista para Nuevo Roces, barrio que también recibirá 20.000 euros para la mejora y ampliación de zonas infantiles y 18.000 para las obras en la sede de la asociación de vecinos. Otra partida destacada en este distrito serán los 200.000 euros para iniciar la construcción de la escuela infantil de Contrueces.

El Llano solo obtendrá del nuevo presupuesto 106.000 euros para ampliar el patio de la Escuelona sobre la actual acera de Eleuterio Quintanilla (50.000), redactar el proyecto para una escuela infantil (50.000) y ampliar el mobiliario y alumbrado de las zonas verdes de la calle Baleares (6.000). Sigue pendiente de la reforma de la Serena o la remodelación de Río de Oro, que se harán con cargo a las cuentas de 2016.

 

Fotos

Vídeos