Los agricultores critican las dificultades para reclamar los daños del jabalí

Lali Solar, propietaria de una finca de Deva, muestra los daños causados por los jabalíes. /
Lali Solar, propietaria de una finca de Deva, muestra los daños causados por los jabalíes.

Afectados de Gijón y Villaviciosa solicitan una reunión al Principado para prolongar la temporada de caza y organizar batidas extraordinarias

MARCO MENÉNDEZ

Las federaciones de asociaciones de vecinos de Villaviciosa y Gijón (Les Caseríes) enviaron ayer una carta conjunta al director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, en la que le solicitan una reunión urgente para tratar sobre la presencia en sus terrenos de numerosos jabalíes y los destrozos causados por éstos. Una de las peticiones de los afectados pasa por «facilitar mecanismos de reclamación más sencillos para los vecinos» que tienen sus propiedades en zonas de seguridad, es decir, en las que no está permitida la actividad cinegética. En opinión de los afectados, son muchos los propietarios que desisten en reclamar los daños ocasionados por estos animales «ante la percepción de dificultad».

Los vecinos defienden que el único modo de terminar con este problema pasa por la caza de los jabalíes y para ello ya se han puesto en contacto con la Asociación de Caza El Portal, de Villaviciosa, cuyos responsables se habrían mostrado favorables a realizar esta labor de control de la población de suidos, en colaboración con la consejería, en los terrenos gestionados por la asociación, que llegan hasta el Cordal de Peón.

En la mencionada carta, las asociaciones vecinales reclaman que se organicen batidas extraordinarias sin cupo por «cuadrillas de cazadores con la debida autorización y máximas condiciones de seguridad de manera urgente». Temen que, debido a que la temporada de caza autorizada está a punto de finalizar, «aumente la superpoblación» en toda la zona limítrofe entre los concejos de Gijón y Villaviciosa.

Estos propietarios han visto cómo los suidos han destrozado desde praderas -obligándoles a comprar forrajes para alimentar a su ganado- hasta huertos de todo tipo. Según indican, los jabalíes están ocasionando también problemas de seguridad, pues se han producido accidentes de tráfico por su presencia en carreteras e, incluso, en la autovía del Cantábrico.

Los ganaderos aseguran haber llegado «al límite» debido a que «ven perdida la cosecha». Por todo ello quieren tratar el problema directamente con Manuel Calvo, pues no ven los frutos de las anunciadas actuaciones de espantar los jabalíes con perros hacia zonas seguras donde la guardería rural se encargarían de cazarlos. Pretenden que su caza se intensifique.

 

Fotos

Vídeos