Suspendido el juicio contra tres empresarios por estafar a Hacienda

Uno de los acusados no compareció por encontrarse hospitalizado en Cabueñes

PALOMA LAMADRID

El juicio por una presunta estafa Hacienda que debía tener lugar hoy en el juzgado de lo Penal número 2 se ha suspendido por la incomparecencia de uno de los acusados. Su abogado alegó que su representado estaba hospitalizado en Cabueñes por problemas cardíacos. Debido a que la Fiscalía solicita una pena de cuatro años de prisión para cada uno de los tres empresarios gijoneses, el tribunal decidió suspender la vista. Los encausados están acusados de defraudar más de 300.000 euros a Hacienda en las declaraciones del Impuesto de Sociedades de 2006 y 2007, así como una multa de 931.347 euros. Además, en concepto de responsabilidad civil, el fiscal pide que indemnicen de forma conjunta y solidaria a Hacienda con la cuantía de la cuota defraudada (310.449 euros) más los intereses legales correspondientes.

Según el relato de los hechos de la Fiscalía, los acusados ostentaron durante los años 2006 y 2007 los cargos de administradores solidarios de una mercantil, con domicilio fiscal en Gijón que en esos ejercicios tenía como actividad social la adquisición, venta y alquiler de bienes inmuebles, y la suscripción, adquisición y ulterior venta de participaciones en otras sociedades.

La Fiscalía sostiene que los acusados, en su condición de administradores sociales, consignaron en concepto de base imponible una cantidad inferior a la real en las declaraciones. Considera que los hechos son constitutivos de dos delitos contra la Hacienda Pública y solicita que se condene a cada uno de los acusados a cuatro años de prisión, multa de 931.347 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada 1.500 euros no satisfechos, así como la indemnización por la cuantía de la cuota defraudada.