Un equipo médico de Cabueñes detecta un brote de hepatitis A en el área sanitaria

Recomienda reforzar la prevención entre los varones homosexuales tras haberse producido 17 casos agudos en los últimos cinco meses

EVA FERNÁNDEZ

Un equipo médico multidisciplinar del hospital de Cabueñes advierte de un brote de hepatitis A aguda tras haberse registrado 17 casos en los últimos cinco meses, desde octubre de 2016 al 31 de marzo de este año. Es el 85% de los casos diagnosticados desde principios del año pasado, el 15% restante (tres pacientes) se produjeron de enero a septiembre. El perfil del afectado es el de un varón -de los veinte enfermos solo hubo una mujer-, joven -una media de 34 años- y perteneciente al colectivo homosexual -el 63,2% de las personas tratadas-. Los facultativos, que han recogido estos datos en un estudio, reflejan en él que «existe un claro brote de hepatitis A aguda en nuestro área en el colectivos de varones homosexuales con prácticas sexuales de riesgo». En el estudio manifiestan también que «se alerta para evitar su transmisión fecal-oral, incidiendo en las medidas preventivas».

EL ESTUDIO

El póster fue elaborado por catorce residentes de las secciones de Aparato Digestivo, Medicina Interna, Unidad de Infecciosas y el servicio de Microbiología de Cabueñes. Una de las autoras, Marta Izquierdo, de Digestivo, señala que «lo que hicimos fue un estudio de una recogida de datos ante el aumento de casos que estábamos teniendo, nos llamó la atención. No es habitual tantos pacientes». Izquierdo advierte de que la población homosexual «está bajando la atención en la prevención. Hay poca concienciación social ante las prácticas de riesgo». Isabel Izquierdo espera que desde la Consejería se tomen medidas ya que «con esa intención hicimos el trabajo».

Bajo el título de 'Características del actual brote de hepatitis A aguda en nuestro área', el equipo inició un estudio observacional descriptivo de los veinte casos que llegaron al Hospital Universitario de Cabueñes en los últimos quince meses. A través de una aplicación para el análisis estadístico comprobaron que de los veinte casos recibidos, 15 requirieron ingreso hospitalario con una estancia media de 2,8 días.

Entre los factores de riesgo que presentaban, además de que doce reconocían su homosexualidad, había cuatro (20%) que tomaban batidos energéticos, tres (15%) refirieron contacto con pacientes con hepatitis aguda, dos (10%) viajaron al extranjero y uno (5%) consumió moluscos. La hepatitis A puede presentar signos de malestar general, pérdida de hambre, náuseas, dolor abdominal, diarreas y coloración amarilla de la piel. Según el estudio, «todos presentaron clínica característica aunque uno de ellos sin ictericia».

Entre las pruebas complementarias practicadas se detectó que había tres pacientes con VIH y cinco con sífilis. A 17 se les realizó una ecografía abdominal y en 13 de ellos se detectaron los hallazgos típicos de hepatitis A aguda. En ningún caso se presentó la enfermedad en estado grave o fulminante ni requirieron biopsia o trasplante hepático. Todos los pacientes evolucionaron favorablemente con tratamiento sintomático.

La hepatitis A es una enfermedad hepática causado por el virus de ARN de la hepatitis A (VHA). Su mecanismo de transmisión es fecal-oral. Puede ocurrir esporádicamente o en una forma epidémica. Los médicos de Cabueñes señalan que «se está produciendo un brote epidémico en España en el colectivo homosexual con prácticas sexuales de riesgo, como en nuestro área sanitaria».

«Como ya no mata...»

La coordinadora del colectivo Xente Gai, Yosune Álvarez, está pendiente de reunirse este mes con la Consejería de Salud y analizar los datos de la afección de las enfermedades de transmisión sexual durante 2016 para comprobar esta estadística pero constata que «la gente ha perdido la perspectiva de riesgo porque saben que estas enfermedades ya no matan aunque sí provocan graves molestias en el día a día». Álvarez lamentó esta «relajación» de la sociedad y ante este aviso de un nuevo repunte, que confirma a nivel estatal, considera necesario «diseñar nuevas campañas de concienciación social para incrementar la sensibilización y favorecer el así el uso de preservativo como medida de protección» así como «difundir también este mensaje en los nuevos canales que se abren con las redes sociales». Y es que, según la portavoz del colectivo, «nosotros llegamos a los bares de ambiente y a otras entidades pero siempre hay un punto oculto al que no accedemos porque hay gente que no quiere que se la reconozca como homosexual».

Junto al preservativo, el estudio propone la vacuna VHA que «podría ser una medida profiláctica para prevenir su transmisión en el colectivo de varones homosexuales con prácticas sexuales de riesgo». La portavoz del colectivo asturiano es partidaria de esta incrementar esta medida aunque desde la asociación advierten de que «es bastante incómodo tener que ir al edifico de Aduanas en Gijón y que te pregunten a dónde te vas a ir de viaje». Además, conviene evitar la exposición a secreciones de personas enfermas y extremar las medidas higiénicas.

 

Fotos

Vídeos