Medio Ambiente plantea «desarrollar un nuevo proyecto» para la depuradora del Este

Vista aérea desde un globo aerostático de las instalaciones de la depuradora del Este construidas en El Pisón y paralizadas judicialmente desde abril de 2016. /
Vista aérea desde un globo aerostático de las instalaciones de la depuradora del Este construidas en El Pisón y paralizadas judicialmente desde abril de 2016.

Mantiene, no obstante, que «a corto plazo» la solución es activar el sistema de pretratamiento ya instalado en la planta que paralizó el Supremo

IVÁN VILLAR

«La solución contemplada a más corto plazo es la puesta en funcionamiento del pretratamiento de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de la zona Este de Gijón, que debe ser confirmada por la Audiencia Nacional. Si no fuera posible, se plantea desarrollar un nuevo proyecto». Es la respuesta del Ministerio de Medio Ambiente a una pregunta del diputado Segundo González, de Unidos Podemos, sobre qué actuaciones tiene previstas el departamento que dirige Isabel García Tejerina «para atajar los problemas de depuración de aguas que persisten en la ciudad de Gijón si la Audiencia Nacional confirma la paralización definitiva de la obra» de la estación depuradora de El Pisón.

En su contestación el ministerio señala que los criterios por los que se decidió la demolición del sistema de desarenado y desengrasado que funcionaba en la planta de pretratamiento (La Plantona), aún cuando no estaba garantizada la entrada en funcionamiento de la nueva EDAR, «fueron técnicos» y que esta acción se ejecutó «con el acuerdo de todos los intervinientes: Ayuntamiento de Gijón y Principado de Asturias». Argumenta que «suponiendo que las cinco toneladas de grasa extraídas en 2016 fuesen de materia orgánica biodegradable, unidas a las 9,28 toneladas de materia orgánica de las arenas, la eliminación de contaminación orgánica no inerte por ese proceso de desarenado y desengrase sería del 0,43%, mejorable en siete y tres veces con la nueva y más moderna instalación subterránea de la nueva EDAR».

En la respuesta al diputado de Podemos se afirma, por otra parte, que «el Gobierno continúa dando cumplimiento a la sentencia de la Audiencia Nacional en la que se indica la necesidad de subsanar la evaluación de impacto ambiental, sin que por ello venga implícita la necesidad de alteraciones en las instalaciones ya construidas». El Ministerio de Medio Ambiente está estudiando las diez ofertas recibidas para redactar un estudio de impacto ambiental que permita legalizar la situación de la planta de El Pisón. Se trata del segundo intento para elaborar este documento, después de que la primera licitación quedara desierta al no haber entregar ninguna de las dos empresas presentadas toda la documentación que se les requería para poder optar a ese contrato.

La referencia a la posibilidad de «desarrollar un nuevo proyecto» para el pretratamiento de las aguas residuales deja, no obstante, más dudas que respuestas, y Podemos espera que la propia Tejerina las despeje en una comparecencia ante la comisión parlamentaria de Medio Ambiente ya solicitada por el partido y que ahora precisa del visto bueno de los portavoces del resto de grupos políticos. «Queremos que aclare a qué se refiere con ese nuevo proyecto, si ya están trabajando en él, qué asignación presupuestaria tendría, si significa que descartan seguir con la depuradora tal y como está y si contemplan el estudio de nuevas ubicaciones», explicó el concejal David Alonso, de Xixón Sí Puede, en la rueda de prensa ofrecida ayer junto a Segundo González para anunciar la solicitud de esa comparecencia. «Siempre nos dicen que este problema es competencia de Madrid y que lo tenemos que trasladar ahí. Es lo que vamos a hacer. Y espero que el resto de grupos también estén interesados en que la ministra nos diga cuál es su proyecto».

En esa comisión, aún sin fecha, Podemos también preguntará a la ministra sobre las medidas que prevé adoptar su departamento ante la sanción que la Unión Europea prevé imponer a España por la «insuficiente depuración de aguas» en 16 grandes ciudades y un total de 696 aglomeraciones. «Las respuestas que nos han dado hasta ahora han sido insatisfactorias», indicó Segundo González, quien añadió que la multa a la que se enfrenta de manera inmediata el Estado es de 46 millones de euros, que a partir del próximo año se verá incrementada en 19.000 euros por cada día y núcleo urbano que se siga incumpliendo la normativa europea en la materia.

El diputado añadió la posibilidad de que en breve Avilés se sume también a la lista negra de la Unión Europea «debido a los problemas que existen con la depuradora de Maqua».

Obras del emisario

David Alonso consideró «preocupante» la situación del litoral gijonés, especialmente de cara al verano, «cuando suben las temperaturas, con lo que eso supone para la contaminación». El edil cree que «un año más la situación volverá a ser insostenible» e indicó que «aunque digan que somos alarmistas, si alguien me preguntara si es recomendable bañarse en la costa este de Gijón, le diría que mejor se lo piense». Xixón Sí Puede pedirá en la próxima reunión del consejo de administración de la EMA información sobre los análisis realizados en el entorno del emisario de Peñarrubia a lo largo del último mes «para ver cuál es su evolución».

Alonso explicó que tras el último Pleno el gobierno le facilitó los resultados de las mediciones realizadas frente a la costa en los días previos al inicio de las obras de revisión del emisario y también durante las primeras jornadas de trabajo. «Durante cinco días, en elementos como 'escherichia coli' (una bacteria fecal) se estuvo con niveles hasta doscientas veces por encima de lo que se debería», explicó.

Estos análisis coincidieron con momentos en los que el emisario, que se adentra 2,5 kilómetros en el mar, estuvo parado, por lo que las aguas se vertían por una segunda boca ubicada a tan solo 180 metros del litoral. «Espero que no tengan que recurrir al emisario que hay en la escollera de Peñarrubia, a pie de playa, aunque por desgracia sería la única forma de que la gente vea la realidad de lo que estamos echando al mar», confió el concejal, quien remarcó que el problema de fondo no es el estado del emisario, sino la falta de depuración del agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos