Castillos hinchables para adultos y guerra de almohadas

Participantes en la guerra de almohadas, en el Mercazoco. /
Participantes en la guerra de almohadas, en el Mercazoco.

Mercazoco celebró su último día con una guerra de almohadas abierta a todos los públicos

LORETO BARBÓN

Niños, mayores y mascotas encontraron actividades diseñadas a medida en el Mercazoco, que celebró su último día con una guerra de almohadas abierta a todos los públicos. Acudir a esta particular batalla disfrazado tenía premio y los más atrevidos se llevaron un vale de veinte euros para gastar en la zona market.

Los niños fueron los grandes protagonistas del evento, con pintacaras, ludoteca y talleres diseñados para ellos. Pero los adultos se llevaron una agradable sorpresa al poder regresar a la infancia con los castillos hinchables y camas elásticas dispuestos solo para mayores. ¿El precio? Totalmente gratis.

«Lo que más les gustó fue la 'barra loca'. Tienen que agacharse y saltar para esquivarla. Es muy divertido, pero cansa», explicó Melissa Noriega, organizadora de un evento, el Mercazoco, que también piensa en las mascotas, permitiéndoles el acceso y ofreciendo agua y chucherías para perros.