Fallece a los 69 años Raúl Álvarez Obregón, prestigioso cirujano gijonés

Raúl Álvarez Obregón,  en el que fue su despacho del Hospital de Cabueñes./
Raúl Álvarez Obregón, en el que fue su despacho del Hospital de Cabueñes.

Ejerció como médico en el Hospital de Cabueñes 36 años, hasta que en 2012 se jubiló

ELCOMERCIO.ES

Raúl Álvarez Obregónha fallecido a las 69 años. El prestigioso cirujano gijonés permanecía jubilado desde el año 2013 cuando dejó de dirigir el área de Cirugía del Hospital de Cabueñes. El gijonés permanecía ingresado en el HUCA desde el domingo, cuando sufrió un derrame cerebral.

Nació en Cuba, un día de Navidad de 1947. Permaneció en la isla, donde llegó a vivir a 50 metros del Malecón hasta los 13 años. «Llegó la dictadura comunista y a mis padres, que regentaban una tienda de ropa en el centro de La Habana», les quitaron todo», explicó a EL COMERCIO durante una entrevista. Se acabó la tienda y cerraron el colegio de los Jesuitas donde estudiaba. Sus padres lo embarcaron en «el 'Covadonga'. de Transatlántica Española», rumbo a España, y sus tíos de Luces (Colunga), pueblo cercano a Lastres, lo recogieron en Santander, Su adolescencia discurrió con sus abuelos y tíos en Asturias. Hizo los últimos años del Bachillerato en los Jesuitas, en Gijón, época que le marcó y que le llevó a considerarse un gijonés más. Le encantaba el quirófano e incluso llegó a afirmar que una operación quirúrgica «es preciosa».

A Cabueñes llegó en 1976. Entonces eran seis cirujanos y hasta la fecha de su jubilación esa cifra se multiplicó por tres. Álvarez Obregón vivió en primera persona la evolución del hospital. Era un edificio pequeño donde ni siquiera había UVI ni anatomía patológica por lo que tenían que enviar las muestras a Oviedo. «Se trabajaba más en equipo y nos conocíamos todos. En 36 años la medicina ha cambiado enormemente. Antes, un diagnóstico de apendicitis se hacía tocando el abdomen del paciente y viendo su analítica. Valía mucho la experiencia del cirujano. Ahora todo se resuelve con una resonacia», analizaba el doctor.

Por sus manos han pasado miles de pacientes y su primera intervención como cirujano fue en Estados Unidos , en el hospital donde se encontraba haciendo la residencia. Se trataba de una fístula de coxis.

Sus restos serán velados a partir de mañana jueves en la sala 8 del tanatorio de Cabueñes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos