550.000 euros para ayudas energéticas, que se pedirán en una solicitud común

I. V. GIJÓN.

En el escrito remitido a los grupos de la oposición para presentarles el borrador de bases para la nueva convocatoria de la renta social municipal, la directora de la Fundación de Servicios Sociales, Marta Mediavilla, señala que «la idea inicial» era incluir dentro de este programa, como «una tercera línea», las ayudas que el Ayuntamiento ha venido concediendo estos últimos años a las familias con menos recursos para hacer frente a las facturas de luz y gas. No obstante, advierte de que si para lograr la ayuda al consumo energético se aplicaran los mismos criterios que para la renta social, muchos de sus actuales perceptores quedarían excluidos.

Por un lado, estarían las personas que no llegan a los 442 euros que se establecen como ingreso mínimo para hogares de un solo miembro. «Estimamos que 475 expedientes quedarían excluidos por esa causa», explica Mediavilla, destacando que muchos de ellos serían «personas mayores, que viven solas y tienen una pensión pequeña». Habría además 500 beneficarios de las ayudas energéticas que si se aplicara el mismo baremo que para la renta social dejarían de cobrarlas por la razón contraria, esto es, superar los ingresos máximos fijados dentro de ese programa.

Finalmente, Servicios Sociales ha acordado mantener dos convocatorias diferentes, una para la renta social y otra para las ayudas al consumo energético, con distintos criterios de acceso. No obstante, para reducir trámites a los solicitantes -muchos optan a las dos ayudas- y simplificar a su vez el trabajo administrativo, se ha decidido que el plazo para pedir ambas sea el mismo y que haya un modelo único de solicitud a partir del cual, una vez anotados los datos, se tramitará la petición para ambos programas de ayudas.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos