Ábalos asegura que su ministerio asumirá las obras del plan de vías «comprometidas»

José Luis Ábalos, ayer, en el Foro de Nueva Economía en Madrid. / EFE
José Luis Ábalos, ayer, en el Foro de Nueva Economía en Madrid. / EFE

Dice que «está acelerando todo lo posible» la puesta en marcha de las infraestructuras pendientes «sin parar» ningún proyecto

PABLO PARACUELLOS / M. M MADRID / GIJÓN.

El ministro de Fomento, el socialista José Luis Ábalos, se excusó ayer en Madrid, a preguntas de EL COMERCIO, por el retraso en la firma del nuevo convenio del plan de vías y en las obras de la variante de Pajares. Adujo que cuando llegó al puesto hace tres meses, después de la moción de censura que desalojó al PP del Gobierno, se encontró «muchas cosas paradas». No obstante, en referencia a la operación de integración ferroviaria gijonesa, prometió que su ministerio asumirá y llevará a cabo todas las infraestructuras que ya están «comprometidas».

En un desayuno informativo celebrado en el Foro de Nueva Economía, Ábalos aseguró que «está acelerando todo lo posible» la puesta en marcha de los diferentes proyectos que incumben a su ministerio, incluidos los gijoneses y asturianos. Además se expresó rotundo al afirmar que «no está parando» ninguna de las obras.

Respecto a la firma del nuevo convenio de Gijón al Norte, que prevé una inversión de 814 millones de euros para tapar las vías hasta La Calzada, rescatar la prolongación del metrotrén y construir una estación intermodal junto al Museo del Ferrocarril, dejó en el aire la fecha para su aprobación por el Consejo de Ministros. También evitó referirse al Plan de Cercanías de Feve que anunció su antecesor, Íñigo de la Serna.

Antes de ofrecer estas consideraciones sobre el devenir de las infraestructuras ferroviarias pendientes en Asturias, Ábalos bromeó con «los graves prejuicios» que todas las comunidades autónomas tienen del ministro de Fomento, un cargo que «no está bien visto» y «no gusta a nadie en España». «Parece que tengo alguna indisposición con algún territorio, alguna manía o alguna obsesión que hace que no atienda determinadas cuestiones», ironizó.

El también secretario de Organización del PSOE cargó contra aquellos políticos que han utilizado las inversiones de Fomento con fines electoralistas: «Muchas veces se han dado informaciones muy optimistas que no se han visto luego contrastadas con la realidad». Ábalos, que podría realizar este mismo mes su primera visita a Asturias, recriminó la actitud desplegada por «políticos que viven de la confrontación» y que «necesitan siempre un problema del que quejarse para señalar a otro como adversarios». Esto, según el ministro, genera «mucha desconfianza y mucho hastío» en la población.

Por otra parte, fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) explicaron ayer que las obras de vaciado del túnel del metrotrén comenzarán cuando esté el estudio que marca el procedimiento para sacar el agua que anega el corredor ferroviario desde 2014. Dicho estudio lo está redactando la ingeniería Geocisa, firma que en su día se ocupó también de la recimentación de la Iglesiona, y «se encuentra muy avanzado». De hecho, la previsión del ente público que en este momento preside Isabel Pardo de Vera es iniciar el proceso de vaciado «en las próximas semanas». Sin concretar una fecha.

Hasta la fecha, según estas mismas fuentes, se han realizado trabajos de adecuación de los accesos del túnel (frente al Museo del Ferrocarril, El Bibio y Bernueces), retirando elementos en desuso, consolidando los andamios para bajar al túnel y preparando la conducción necesaria para la bomba de extracción.

El bombeo de agua durante el vaciado se efectuará desde el pozo de evacuación número 7 (calle del pintor Antonio Suárez, en El Bibio), situado en la parte media del trazado, lugar desde el que ya se realizaba esta labor durante el mantenimiento del túnel entre 2008 y 2014. Dicho pozo tiene ahora su perímetro vallado para evitar intrusiones. En el encargo a Tragsa, tras el vaciado de agua, Adif ha incluido el mantenimiento del túnel durante 24 meses, incluyendo las instalaciones y el bombeo periódico para evitar una nueva inundación. De ahí los dos años de duración del contrato y su elevada inversión por encima del millón de euros.

Por otra parte, la constructora gijonesa Los Campos espera a lo largo de este mes una respuesta por parte de Gijón al Norte a su oferta de 16 millones de euros para adquirir una de las parcelas del 'solarón' y poder levantar dos bloques con capacidad para 191 viviendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos