«Un abedul en el 'solarón' no va a impedir edificar», asegura la alcaldesa

Detalle de uno de los abedules plantados el pasado fin de semana en el 'solarón' por iniciativa vecinal. / E. C.

Ana González manifiesta su desacuerdo con la iniciativa vecinal y recuerda que «solo se construirá sobre un 20% del terreno»

PABLO SUÁREZGIJÓN.

«Un abedul en el 'solarón' no va a impedir que se edifique». Así de contundente se mostró ayer la alcaldesa de Gijón, la socialista Ana González, respecto a la anónima iniciativa vecinal surgida el pasado sábado y que consistió en la plantación de casi un centenar de abedules como forma de protesta contra la urbanización de la parcela del 'solarón' más próxima a la iglesia de San José, un terreno que los vecinos consideran que debería mantenerse como zona verde.

La regidora socialista reivindicó además que, con el proyecto que se va a desarrollar con el acuerdo de las tres administraciones que integran Gijón al Norte, «solo se construirá en un 20% del terre no». Fue su particular manera de expresar su desacuerdo con esta última protesta anónima y que se une a la recogida de firmas puesta en marcha por la plataforma 'Un pulmón para el Solarón', que encabeza desde hace meses la lucha contra la edificación en las parcelas adecuadas como zona verde hace más de tres años.

Respecto a este proyecto, que contempla la integración del ferrocarril en la ciudad, y en relación con el uso de parte de la parcela para la construcción de viviendas, González destacó ayer que el Ayuntamiento de Gijón tiene que hacer frente al pago de más de 1.000 millones de euros, entre lo que ya se ha gastado y lo que falta por invertir, para contribuir a su financiación. En este sentido, la regidora recordó que el plan de vías cuesta «muchísimo dinero» y las asociaciones que también reclamaban su puesta en marcha «tienen que entenderlo».

«Es curioso que cuando Gijón al Norte aprobó la primera fase en estas parcelas nadie dijo nada»

«Lo curioso es que cuando Gijón al Norte -sociedad que gestiona el proyecto ferroviario- aprobó la primera fase de construcción en este terreno, nadie dijo nada», destacó González, quien incidió en el hecho de que las estaciones que contempla el plan de vías «no las paga nadie», por lo que el Consistorio debe contribuir.

Carteles

Junto a los árboles a los que ayer se refirió la alcaldesa, que han sido colocados a lo largo y ancho de la zona para perros sueltos, se han clavado también varios carteles de madera que rezan «riégame y cuídame», buscando la implicación de la ciudadanía a la hora de tratar de que la iniciativa continúe activa y los ejemplares puedan arraigar y crecer en la zona.

Desde Emulsa se esperan directrices políticas sobre cómo actuar con las plantas. Desde el pasado fin de semana ya se ha contabilizado alguna baja o daño. Alguno de los abedules fue arrancado de cuajo y luego vuelto a replantar.

Temas

Gijón