Abogados y procuradores advierten de retrasos en señalamientos y sentencias

Abogados y procuradores advierten de retrasos en señalamientos y sentencias

Respaldan las reivindicaciones de jueces y magistrados: «Hay carencias desde hace tiempo y la Administración no las está subsanando»

L. MAYORDOMO / P. SUÁREZ

Falta de personal y de recursos materiales, una carga de trabajo cada vez mayor a la que tienen que hacer frente con medios escasos y una inversión pública ciertamente inferior a sus necesidades. Son los mimbres que dan forma a la situación actual de los juzgados asturianos en general y de los de Gijón en particular, donde, tal y como publicó ayer EL COMERCIO, hay jueces –como el titular del juzgado de lo Penal número 2– que se han visto obligados a celebrar hasta dieciséis vistas en una semana. Portavoces de asociaciones judiciales y varios magistrados critican una asignación de recursos en absoluto «racional ni eficiente» y advierten de que «no todo se soluciona poniendo jueces». «También es importante ampliar la plantilla de funcionarios, que acumulan una buena parte del trabajo», plantean.

Para reclamar más medios, y también más independencia, jueces y fiscales secundaron el mes pasado una huelga que en el Principado contó con un seguimiento del 42,8% y a la que, en el fondo y en la forma, da su respaldo la decana del Colegio de Procuradores de Gijón, Ana Belderrain.

«Entiendo que son reivindicaciones justas y es normal que se les acabe la paciencia porque hay una serie de carencias que les llevan prometiendo mucho tiempo que se van a subsanar y no se está haciendo», afirma Balderrain, quien apunta que a jueces y magistrados «se les ha complicado mucho el trabajo del día a día».

Sin ir más lejos, con la implantación de Lexnet, una herramienta informática diseñada para facilitar la comunicación entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos pero que, en la práctica, «lo único que ha hecho ha sido generarles muchísimo más trabajo».

Reconoce que «la idea es buena», pero señala que «el programa informático tiene aún carencias que a los profesionales nos multiplican el trabajo. Y esas mismas carencias las sufren jueces y secretarios judiciales, al no disponer de los medios telemáticos suficientes para realizar su trabajo con garantías y calidad».

Son los abogados y procuradores, por un lado, y los ciudadanos, por otro, los que acaban sufriendo las consecuencias de esta saturación de los distintos órganos judiciales. Un problema que se traduce principalmente en «el alargamiento en el tiempo de los procedimientos judiciales y en retrasos en los señalamientos y a la hora de dictar sentencias», comenta el vicedecano del Colegio de Abogados de Gijón, Jesús Villa.

«Es cierto que hay juzgados que tienen un colapso importante. Es algo que se viene notando desde hace dos años, casi tres», constata de una situación en la que, considera, «la precariedad de medios también influye».

«Sin reacción»

Menciona, en concreto, el caso de la sección octava de la Audiencia Provincial, especializada en asuntos de carácter penal, y que urge contar con un magistrado más. Es una reivindicación que lleva años sobre la mesa, pero sigue sin ser atendida. La consecuencia es que, cuando uno de los tres magistrados adscritos a este tribunal falla por alguna razón, no se puede celebrar el juicio.

Ocurrió el pasado noviembre, cuando hubo que suspender una vista por un caso de violación. El de la sección octava es un ejemplo claro, opina Villa, de que «la Administración no reacciona adecuadamente ante la llamada de atención de los magistrados».

La decana de los Procuradores también coincide con jueces y magistrados a la hora de señalar la insuficiente inversión de la Administración en el campo de la Justicia en comparación con otras áreas de la administración, como la Agencia Tributaria. «Hoy en día prácticamente puedes hacer la declaración de la renta a través del móvil mientras que nosotros seguimos emitiendo sentencias en papel», lamentaba el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Gijón, Luis Ortiz.

Temas

Gijón