El absentismo escolar, con 109 casos, creció un 13,5% el pasado curso

El absentismo escolar, con 109 casos, creció un 13,5% el pasado curso

Un informe municipal revela que la mayor parte de las ausencias se concentran en El Llano y Contrueces

L. FONSECA GIJÓN.

Los colegios e institutos de Gijón registraron el pasado curso un 13,5% más de casos de absentismo escolar. 109 alumnos, sobre todo de Primero de la ESO, no acudieron a clase de forma reiterada y no justificada a lo largo del pasado ciclo lectivo. Se considera abstensismo cuando las ausencias suman un 20% de faltas acumuladas al mes. Así lo revela el informe elaborado por la Concejalía de Bienestar Social, en el marco del 'Proyecto de Trabajo Sociosanitario en Abstensismo Escolar'.

El trabajo, cuyos resultados fueron avanzados ayer por el Ayuntamiento, indica que la tasa de absentismo en Gijón es del 0,5%. En los colegios de Primaria supone el 0,27% mientras que en Secundaria es del 0,83%. Los alumnos que más faltas injustificadas protagonizan son los de los centros escolares de El Llano y Contrueces (37,14% del total). Los que menos, los de la zona de El Coto (15%).

Hay más chicos (53%) que no acuden a clase que chicas (47%), excepto en el tramo de 15 a 16 años, donde son ellas las que protagonizan más situaciones de absentismo. Respecto al origen del alumnado, un 68,58% son de nacionalidad española frente al 31,42% de origen extranjero.

La estructura familiar más frecuente entre los alumnos que no justifican sus ausencias en clase corresponde a unidades familiare formadas por una madre con menores a cargo (49,5%), o bien familiares nucleares (40%). El nivel formativo más frecuente en las figuras parentales es bajo, predominando los «estudios primarios» en las madres y el «lee y escribe» en los padres. A su vez, son mayoritarias las situaciones de fragilidad económica, afectando al desempleo a un 57,8% de los padres y un un 74% de las madres.

Evolución positiva

El estudio señala que los factores asociados «pueden ser muy variados, pero que a menudo se relacionan con la desmotivación del alumnado o el retraso escolar, con problemas familiares que dificultan que las figuras parentales prioricen la escolaridad de los hijos o hijas, o con prejuicios culturales que no dan la importancia debida a la educación formal».

El 40% de los casos de absentismo evolucionaron positivamente durante el curso escolar, lográndose la reincorporación a las clases del alumno, apunta el informe. Hubo un 26% de casos con evolución fue incierta, «al observarse una disminución del número de faltas aunque la problemática de fondo se mantuvo» y un 33% de fracasos, al no lograr reducir el absentismo.

 

Fotos

Vídeos