El acusado de asaltar a seis ancianas en Gijón acepta 16 años y siete meses de cárcel

El acusado de asaltar a seis ancianas en Gijón acepta 16 años y siete meses de cárcel
El acusado, esta mañana en el juzagado. / AURELIO FLÓREZ

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía solicita el abono de indemnizaciones a las perjudicadas que suman casi 28.000 euros en concepto de responsabilidad civil

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

El ciudadano búlgaro acusado de asaltar a seis ancianas el pasado mes de mayo reconoció hoy los hechos ante el juez del Penal 1 y aceptó una condena de 16 años y siete meses de cárcel. El acuerdo al que llegó con el ministerio fiscal supone una rebaja de un año y tres meses respecto a la solicitud de prisión inicial. Se encuentra en el centro penitenciario de Asturias desde que fue detenido por la Policía Nacional.

El juicio, por tanto, no llegó a celebrarse, con lo que las víctimas, que esperaban en el pasillo del Palacio de Justicia, evitaron tener que ver al individuo que les causó uno de los mayores sobresaltos de sus vidas. Una de las perjudicadas es una mujer de 90 años que acudió en silla de ruedas y cuando fue atracada sufrió una caída por la que fracturó el brazo por dos sitios.

El primero de los episodios violentos tuvo lugar la tarde del 5 de mayo en la calle Río Narcea, en Contrueces. «Abordó a una mujer de 70 años, aprovechando que la víctima tiene dificultades para caminar y se sirve de un bastón», relata la acusación pública. Supuestamente, le arrebató el bolso de un fuerte tirón y se llevó diversos efectos valorados en 94 euros. La mujer sufrió un traumatismo en la muñeca izquierda. En el registro que la Policía realizó en su domicilio tras la detención, encontró un llavero de esta denunciante.

Perpetró el segundo asalto, presuntamente, apenas una hora y media después del primero. Ocurrió en la calle Aragón y tuvo como objetivo una mujer de 76 años. «Al igual que la anterior, le pegó un fuerte tirón y le arrebató el bolso que contenía diversos efectos y 50 euros en efectivo», añade el escrito del ministerio fiscal. Dos días después, sobre las siete de la tarde, abordó a otra, de 89 años, en la calle Guipúzcoa. La víctima caminaba con muletas «por haber sido recientemente operada de una rodilla y, de un fuerte tirón, hizo que la mujer se cayera al suelo». Fue entonces cuando le arrebató su botín y se dio a la fuga a la carrera.

Actuaba como el 'asaltamujeres', quien agredió brutalmente a las víctimas

En esa ocasión fue perseguido por un ciudadano que presenció los hechos. Corrió detrás del delincuente y consiguió que durante su huida tirase el bolso con todos los objetos que contenía. La señora sufrió graves lesiones consistentes «en fractura proximal del húmero derecho y fractura distal del radio izquierdo», es decir, la rotura de los huesos del brazo.

Su vertiginoso periplo delincuencial no se detuvo ahí. El 9 de mayo, en la calle Pintor Manuel Medina, también en el barrio de Contrueces, volvió a actuar. Abordó a una transeúnte y, tras pegarle un empujón, le quitó el bolso, con diez euros en efectivo y con efectos en su interior valorados en 191 euros. Como consecuencia del envite, la víctima sufrió una cervicalgia. Ya en el registro efectuado en el domicilio del procesado fue hallada una llave magnética de la víctima, además de un teléfono móvil que había sido vendido por 35 euros por otra persona ajena a los hechos en una establecimiento de compra-venta de artículos.

Ese mismo día, sobre las 19.30 horas y por el mismo método, «se hizo con el bolso de una mujer en la calle Río Eo, el cual contenía 95 euros y diversos efectos».

Resistencia en la calle Mon

El último delito que presuntamente cometió antes de ser identificado y arrestado tuvo lugar el 13 de mayo, poco antes de las cuatro de la tarde, en la calle Mon, de nuevo en Contrueces. Intentó arrebatarle el bolso a una mujer de un fuerte tirón, su modus operandi habitual. Sin embargo, la víctima se resistió y su fuerte oposición hizo que no se pudiera llevar el botín.

La fiscalía del área de Gijón considera que los hechos son constitutivos de seis delitos de robo con violencia, uno de ellos en grado de tentativa. En tres de los robos, la acusación pública aprecia la circunstancia agravante de abuso de superioridad, dada la vulnerabilidad de las víctimas.

Además de la pena de cárcel, solicita el abono de indemnizaciones a las perjudicadas que suman casi 28.000 euros en concepto de responsabilidad civil. También se pide que abone al Sespa 350,53 euros y con la cantidad en que se acrediten los gastos ocasionados por la asistencia a una de las víctimas.

Síguenos en: