El acusado de llamar 2.500 veces al 112 reconoce los hechos y acepta una multa de 2.800 euros

El acusado de llamar 2.500 veces al 112 reconoce los hechos y acepta una multa de 2.800 euros
El joven, a su salida de los juzgados. / CAROLINA SANTOS

En varias ocasiones se llegó a movilizar a los bomberos y a la Policía Nacional y Policía Local, que una vez personados en el sitio comprobaban que el acusado no estaba allí

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

El hombre acusado de telefonear 2.500 veces a los servicios de emergencia del 112 reconoció hoy los hechos ante el juzgado de lo Penal número 1 de Gijón y aceptó una pena de multa de 2.800 euros tras llegar a un acuerdo con la fiscal.

Desde el 1 de enero de 2017 al 17 de mayo efectuó 2.546 llamadas al 112, de las que 1.242 de ellas fueron catalogadas como de emergencia. Los días de más actividad fueron el 15 de mayo de 2017, con 219 llamadas, y el 16 de mayo de 2017, con 278 llamadas. «Todas esas llamadas las realizó el acusado con la única intención de incordiar, molestar y perturbar el normal funcionamiento de los servicios públicos», sostenía la acusación pública en su escrito. «El acusado fue informado reiteradamente y hasta la saciedad cuando efectuaba dichas llamadas de que dicho proceder era incorrecto y pese a estar diagnosticado de trastorno de la personalidad, conserva plenas sus facultades intelectivas y volitivas», añade el ministerio fiscal, que consideraba los hechos como constitutivos de un delito de desórdenes públicos continuados y solicitaba inicialmente el abono de una multa que ascendía a 7.000 euros.

En varias ocasiones se llegó a movilizar a los bomberos y a la Policía Nacional y Policía Local, que una vez personados en el lugar en el que el procesado aseguraba estar, comprobaban que no se encontraba allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos