El salvaje ataque de Gijón: «Hacía ademán de clavarle el cuchillo a quien se cruzaba»

La secuencia de la agresión. En las dos imágenes de la izquierda, el atacante agrede a una de las víctimas. A la derecha, la mujer que la acompaña intenta frenarle. / E. C.

La Policía Nacional busca a un ciudadano venezolano como principal sospechoso del ataque con cuchillo en la plaza de Italia

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

«Estaba fuera de sí, gritaba y hacía ademán de clavarle el cuchillo a todos con los que se encontraba a su paso». Los testigos del brutal ataque en plaza de Italia por parte de un individuo armado por un arma blanca lo describen como «extremadamente violento, no mató a alguien porque hubo mucha suerte». En su periplo con el que sembró el pánico en la plaza de Italia y la calle Linares Rivas, dejó a dos hombres heridos: a uno le alcanzó con el cuchillo en el brazo y a otro le golpeó con saña la cabeza contra el suelo.

Huyó junto a la chica que le acompañaba -y que le intentó retener en su vertiginoso ataque- antes de la llegada de las patrullas de la Policía Nacional. La investigación avanza con la descripción facilitada por los testigos y con el visionado de las imágenes de un vídeo grabado desde un teléfono móvil. Las sospechas recaen sobre un individuo de origen venezolano que acumula un largo historial de agresiones y delitos violentos. Habría sido reconocido por los testigos ayer en la Comisaría a través de la fotografía de la ficha policial. Entre las condenas que recaen sobre él está el pago de una multa de 2.800 euros por el delito de omisión de socorro a Christian Tommasiello, el joven argentino asesinado a puñaladas en 2008 en los Jardines de la Reina, a muy escasa distancia de la calle Linares Rivas donde tuvo lugar la agresión este fin de semana, once años después de aquel crimen cometido por Wilson T., uno de los amigos del hombre al que ahora busca la Policía.

El hombre que sufrió una herida grave en la cabeza denunció ayer en la Comisaría

Al parecer, el ahora considerado principal sospechoso de la agresión, no abonó la multa impuesta por la Audiencia Provincial en 2011 tras el juicio por el crimen de Tommasiello y el año pasado ingresó en la cárcel de Asturias para conmutar el dinero con días de internamiento.

Al menos una de las víctimas del ataque de este fin de semana, la que sufrió el tremendo impacto con la cabeza contra el suelo, interpuso la denuncia ayer por la tarde en la Comisaría de la Policía Nacional. El hombre, de 44 años, fue atendido por en un centro sanitario, donde le tuvieron que suturar la herida con ocho grapas. Según explicaba ayer su entorno, «está sobrepasado por la repercusión que ha tenido el vídeo de su agresión y necesita estar tranquilo».

Refugiados en un pub

Tanto él como otros de los testigos buscaron refugio dentro de un pub, encerrándose con llave, hasta la llegada de la Policía. Fue entonces, y cuando se cercioraron de que el atacante ya no estaba allí, cuando salieron del establecimiento y explicaron a los agentes la tremenda situación que les había tocado vivir. La Policía Nacional desplegó ayer un amplio dispositivo para localizar al principal sospechoso del ataque que ha vuelto a poner el foco de atención en los altercados en la zona de Fomento durante las noches de los fines de semana.

Más