Adiós al peluquero «innovador»

Adiós al peluquero «innovador»
Los familiares de Rodrigo, emocionados. / ARNALDO GARCÍA

Familiares, amigos y numerosos clientes despiden al conocido estilista 'Rodrigo', José Antonio Martínez, en un emotivo funeral en San José

MARLA NIETO

«Al atardecer de la vida, me examinarán del amor». Así cantaba el coro de la iglesia San José este viernes, durante el funeral que despidió al famoso peluquero 'Rodrigo', José Antonio Martínez. Sus familiares, amigos y clientes más allegados estuvieron presentes en una emotiva misa que sirvió para despedir a una de las personalidades más conocidas por los gijoneses.

Más información

El mensaje del sacerdote fue claro: «La vida de una persona se define e identifica por sus obras». Y, en ese sentido, Rodrigo cumplió en cuanto a legado. Deja en tierra arte y dedicación. Pasó de tener nada a tenerlo todo, no solo en cuanto a oficio, sino también en lo relativo a familia. «El alma de un hombre no acaba nunca. Su sed de crecer como persona es inacabable», añadió el párroco. Y, en efecto, la ciudad entera está segura de que el maestro de toda una generación de peluqueros, seguirá ejerciendo su oficio vaya donde vaya. Amante de la innovación e inconformista, trajo a asturias técnicas totalmente revolucionarias para su tiempo, como fue el corte a navaja o los implantes capilares con un aspecto más natural y mejorado. Ahora serán sus hijos, nietos y bisnietos los encargados de preservar sus lecciones y continuar en el tiempo una profesión que aprendió desde joven y a la que dedicó toda su vida.

Gijón reconocerá por siempre la labor del peluquero de peluqueros, Rodrigo.

Temas

Gijón