«Administración y empresa deben arremangarse por la Industria 4.0»

El XXIII Congreso Nacional de Ingeniería de Organización concluye en Gijón con 120 participantes y 92 ponencias presentadas

E. FANJULGIJÓN.

«Con satisfacción por el resultado del congreso y el nivel de las ponencias presentadas». Así concluyó ayer, en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón, el XXIII Congreso Nacional de Ingeniería de Organización y en la decimotercera Feria Internacional de Ingeniería y Gestión Industrial.

Durante dos intensas jornadas de trabajo, 120 expertos e ingenieros de ocho países de todo el mundo, expusieron sus trabajos de investigación y analizaron los retos de la empresa 4.0, tema central de la doble cita. En total, se realizaron 92 ponencias, de ellas 31 fueron pósters y 61 presentaciones presenciales. «Todas ellas de gran nivel», aseguró el catedrático del Área de Ingeniería de Organización de la Universidad de Oviedo, David de la Fuente.

La entidad organizadora del evento, la Asociación Nacional para el Desarrollo de la Ingeniería de Organización (ADINGOR), premió cinco de estas ponencias en diferentes categorías. El premio a la mejor ponencia del symposium doctoral fue para 'Blockchain and Smart contracts: A systematic review' de Simón Fernández Vázquez, doctorando de la Escuela de Ingeniería Politécnica de la Universidad de Oviedo (EPI). Un trabajo dirigido por Rafael Rosillo y David de la Fuente.

Además de De La fuente, el acto de clausura contó con la presencia del director general de Industria en funciones, Manuel Monterrey; el concejal de Promoción Económica, Empleo, Turismo y Comercio Localdel Ayuntamiento de Gijón; Santos Tejón; y el presidente de la Asociacón para el Desarrollo de la Ingeniería de Organización, entidad organizadora del congreso, José Carlos Prado.

Manuel Monterrey destacó la trascendencia de la digitalización de procesos, tema central del congreso, para el avance de la industria asturiana, que «debe cambiar a paso acelerado de momento energético y a la que le cuesta mucho competir con otros países donde la producción en masa es mucho más eficiente que la nuestra». El director general en funciones de Industría hizo hincapié en que la clave para lograr esa transición es «la incorporación de las empresas de la industria 4.0», para ello, «administración y empresa deben arremangarse y colaborar».