Afronta siete años de prisión por pegarle dos palizas a un hombre

La fiscalía pide para el acusado, de origen marroquí, otra pena de cuatro años por vender droga en la Semana Negra

O. SUÁREZ GIJÓN.

Un ciudadano de origen marroquí, O. E., afronta una condena de siete años de cárcel por agredir brutalmente a un hombre de 45 años en dos días consecutivos de junio de 2017 en la avenida de Galicia. El mismo procesado se enfrenta a otra condena de cuatro años por vender droga durante la celebración de la Semana Negra, en el mismo mes. Ambos juicios se celebrarán la última semana de septiembre en la Sección Octava de la Audiencia Provincial.

La fiscalía lo considera autor de un delito de lesiones por las presuntas palizas propinadas a un hombre con el que, presuntamente, mantenía desavenencias anteriores. La primera de ellas tuvo lugar la tarde del 16 de junio de 2017. Según relata la acusación pública, «el procesado encontró a la víctima en la avenida de Galicia y le propinó varios puñetazos en la cara y luego le tiró al suelo, para continuar dándole patadas en el cuerpo».

Al día siguiente, ya de madrugada, encontró de nuevo al perjudicado en Cuatro Caminos y volvió a agredirle, según explica la fiscalía. La víctima sufrió un traumatismo craneoencefálico, traumatismo nasal con fractura de los huesos, equimosis orbitaria, la fractura de una costilla y rotura del bazo. Fue atendido de sus lesiones en el Hospital de Jove, el Hospital de Cabueñes, el Hospital del Valle del Nalón y el ambulatorio de La Calzada. Además de la pena de cárcel, el ministerio fiscal exige a O. E. que pague los gastos médicos de la víctima, que ascendieron a 4.449 euros, e indemnice al damnificado con 20.000 euros por las secuelas que presenta.

Por el otro delito de tráfico de drogas al que se enfrenta, la acusación pública solicita para el encausado cuatro años de cárcel. Fue detenido por la Policía Nacional en el recinto de la Semana Negra con 1,86 gramos de cocaína, 0,64 gramos de ketamina y portando 383 euros «procedentes de la venta a terceros de dichas sustancias».

Expulsión del país

Para la acusación pública, «los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño para la salud y proceden a imponer la pena de cuatro años de prisión, inhabilitación para el sufragio pasivo durante el periodo de la condena y el pago de una multa de 500 euros». La fiscalía interesa la sustitución de la pena privativa de libertad por la expulsión del territorio nacional durante un periodo de siete años. El acusado se encuentra en situación regular en España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos