Un 6 de agosto por la educación

«Yo no paso por el aro», dice el edil José Ramón García
Representantes de las entidades e instituciones que rindieron tributo a Jovellanos. / A. FLÓREZ

La defensa de la enseñanza del ilustrado protagoniza la ofrenda floral a Jovellanos

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

«Somos menos que en la ofrenda floral, pero nuestro homenaje tiene la misma validez». Con estas palabras el párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta, inició la misa organizada por la familia de Gaspar Melchor de Jovellanos en la capilla de Nuestra Señora de los Remedios, lugar donde reposan sus restos. Es el primero de los actos que cada 6 de agosto rememora el regreso a casa del ilustrado tras diez años en el exilio, siete de ellos encarcelado en el castillo de Bellver (Palma de Mallorca).

Hace medio siglo que José Carlos Cienfuegos-Jovellanos, abuelo del marqués de Montemura de Torralba Domingo Cienfuegos-Jovellanos, comenzó a organizar esta misa, a la que según afirmó el segundo «cada vez asiste más gente». Ayer contaba con la presencia de la alcaldesa, Carmen Moriyón, además de varios miembros de su equipo de gobierno y de las instituciones jovellanistas de la ciudad. También acudió, por primera vez, Álvaro Cienfuegos-Jovellanos, de apenas nueve años, a quien la celebración le pareció «muy bonita».

Durante la homilía, el párroco se sirvió de la excursión que el prócer gijonés realizó a Covadonga a finales de julio de 1795 para rememorar la triple efeméride que Asturias celebra este año. Aunque la historia de Jovellanos con el Santuario «está por desempolvar», los diarios del escritor dejan patente que «quería lo mejor para el Sitio, cuya montaña describe con entusiasmo y magnificencia». Esto y «el amor a su Asturias que ojalá todos compartiéramos pueden servir de ejemplo para entusiasmarnos» con el aniversario, ya que además de los aspectos históricos y religiosos, «Covadonga es el lugar más visitado turísticamente y también resulta fundamental para la vida social, económica e incluso política», indicó.

Ya en la plaza del Seis de Agosto, ante la estatua levantada en su honor en 1891, se celebró el multitudinario acto civil que cada verano conmemora la vuelta a Gijón, hace 207 años, de don Gaspar. En esta ocasión, se procedió a la lectura de varios fragmentos de la obra jovellanista 'Sobre la educación'. El recital estuvo a cargo de Ignacio García-Arango (presidente del Foro Jovellanos), Carmen Moriyón, Vicente Domínguez (viceconsejero de Cultura) y los representantes de los grupos políticos municipales: Ana Braña (Foro), José María Pérez (PSOE), Mario Suárez del Fueyo (Xixón Sí Puede), Pablo González (PP), Aurelio Martín (IU) y José Carlos Fernández Sarasola (Ciudadanos).

En el acto no pudo faltar la actuación de la Banda de Música de Gijón, que interpretó la 'Obertura-fanfarre a Jovellanos'. La 'Marcha cívica de Jovellanos', también compuesta para esta celebración por el gijonés Vicente Cueva, puso la nota musical a la ofrenda floral en la que una treintena de entidades e instituciones rindieron tributo al ilustre gijonés.

Participaron la Consejería de Cultura, el Ayuntamiento de Gijón, EL COMERCIO -representado por su director de Márketing, Diego Oliveira-, la Fundación Foro Jovellanos, el Teatro Jovellanos, el Ateneo Jovellanos, el Real Instituto Jovellanos y su asociación de antiguos alumnos, las asociaciones de vecinos Jovellanos, La Guía y Gigia Cimavilla, la asociación de personas sordas Villa de Jovellanos, la asociación de párkinson Jovellanos, el Conseyu Asesor de la Llingua, el Ateneo Obrero, la Organización Nacional de Ciegos de Gijón, el Club Santa Olaya, la federación de asociaciones de vecinos de la zona rural Les Caseríes, la unión deportiva Gijón Industrial, el Club Rotario, la Asociación Belenista, la Sociedad Cultural Gijonesa, Mar de Niebla, la Sociedad Internacional de Bioética, la asociación de escritores noveles, la asociación de amigos del Botánico, la asociación de viudas Villa de Gijón, el Banco Sabadell y el Club de los Viernes, así como los descendientes del ilustrado.