Amplio despliegue policial para velar por la seguridad

Vigilancia policial en la Cabalgata a su paso por Viesques. / JOAQUÍN PAÑEDA
Vigilancia policial en la Cabalgata a su paso por Viesques. / JOAQUÍN PAÑEDA

El partido en El Molinón y la salida de la Cabalgata de Viesques concentró a miles de personas en el entorno de El Bibio

O. SUÁREZ GIJÓN.

El nivel cuatro de amenaza terrorista en el que se encuentra España obligó un año más a poner en marcha un amplio despliegue policial para garantizar la seguridad durante la Cabalgata. A las aglomeraciones habituales del desfile de los Reyes Magos por la ciudad, se sumó en esta ocasión el partido celebrado en El Molinón entre el Sporting y el Zaragoza, lo que contribuyó a que la concentración de personas fuese aún mayor en el entorno de El Bibio.

Por ese motivo, y para evitar incidencias, la Liga Profesional de Fútbol aceptó adelantar la hora del encuentro a las 4 de la tarde, mientras que la Cabalgata se retrasó media hora de su horario tradicional. La salida de los asistentes al estadio se realizó de forma fluida y sin complicaciones. El desfile partió a la hora prevista desde el colegio de Begoña. Eso sí, rodeado de fuertes medidas de seguridad.

Tanto la Policía Local como la Policía Nacional reforzaron la presencia de agentes en la calle. Además, en las inmediaciones de El Molinón se dispuso un perímetro doble de seguridad dentro del cual se prohibió aparcar durante toda la jornada.

Desde primera hora de la mañana se realizaron verificaciones de vehículos en las entradas a la ciudad desde la autopista 'Y', la AS-I (autovía Minera), la AS-II (Gijón-Oviedo) y la A-8 (autovía del Cantábrico), así como los accesos desde las parroquias rurales. Se limitó el paso de camiones de gran tonelaje y fueron identificados los conductores de turismos y furgonetas.

A los controles de las entradas se sumaron los cortes en las calles con mayor antelación que otros años y la colocación de 'jerseys' -vallas llenas de agua- en las intersecciones y cruces por donde discurrió la Cabalgata. Los depósitos de agua que actúan como barreras fueron adquiridos por el Ayuntamiento hace más de dos años y son utilizados con motivo de eventos multitudinarios, como pueden ser la noche de los Fuegos o pruebas deportivas.

El amplio dispositivo de las fuerzas de seguridad se enmarca en las directrices del Ministerio de Interior de «establecer medidas de protección física que impidan ataques con camiones en lugares de alta concurrencia de personas», entre los que se incluyen los mercadillos de Navidad.

En relación al tráfico, la circulación de vehículos fue densa en el casco urbano durante todo el día, si bien no se registraron atascos de relevancia.

 

Fotos

Vídeos