«En 2019 habrá que negociar y espero que Podemos deje su mirada antigua»

González, a su llegada a la Casa del Pueblo para votar. / J. PETEIRO

Ana González, candidata del PSOE a la Alcaldía: «Tras el desastre que ha sido Foro y su dejadez, nos toca rehacer el presente para empezar a construir el Gijón de 2050 y 2070»

I. VILLAR

-¿Cuáles son los pasos a seguir tras su proclamación como candidata?

-Hay que empezar a trabajar ya en nuestro proyecto para Gijón. Los grupos de trabajo que llevan un año funcionando en la Casa del Pueblo son un punto de partida. Habrá que coger sus propuestas y llevarlas a grupos de discusión para ampliar la participación de la militancia en la elaboración del programa. También contaremos con el grupo municipal, que son quienes mejor conocen la situación del Ayuntamiento. Y hay que hablar con parte de la sociedad, grupos estructurados del tercer sector, asociaciones de vecinos y otros agentes clave en la ciudad, que serían la tercera pata para hacer ese programa. Una vez recogida toda es información, tocará elaborarlo y llevarlo a la asamblea.

-¿Y cuándo se conocerá el resto de la lista electoral?

-La confección llegará en enero o febrero. Será también un proceso de participación de la militancia.

-¿No la van a hacer ni la ejecutiva ni la candidata?

-Habrá un sistema de proposición muy abierto, y luego la militancia tendrá que votar. Sin duda alguna, quiero intervenir, opinar y que me escuchen. Pero no que me obedezcan ni nada por el estilo. Lo que sí creo es que tenemos que buscar a las mejores personas.

-Algún nombre tendrá en mente.

-Tanto como nombres, no. Y sería precipitado tenerlos. Sí tengo algunas ideas sobre perfiles, o condiciones que se necesitan para trabajar en el ámbito local.

-¿Seguirá en la ejecutiva de la FSA?

-Todavía no he tomado una decisión. Tendré que hablarlo con el secretario general y la secretaria de Organización. Pero Gijón me va a llevar mucho tiempo, y una da para lo que da.

-¿Se ve como alcaldesa?

-Sí, creo que el PSOE va a ganar las elecciones. Los gijoneses se han dado cuenta del desastre que ha sido Foro y de su dejadez con el mantenimiento, con las licencias, con los servicios sociales... Y tienen ganas de que llegue un equipo de personas responsables que sitúen a la ciudad en el futuro. En 2019 nos toca empezar a construir el Gijón de 2050 y 2070, y para eso hay que rehacer el presente. La ciudad ha estado parada y debemos volver a darle ese salto hacia adelante en el tiempo por el que se caracterizaba. Tenemos que darle una vuelta a todo.

-¿Todo lo que no sea lograr la Alcaldía sería un fracaso?

-La política ha cambiado mucho y ya no se puede hablar de mayorías absolutas. Habrá que negociar con las fuerzas de izquierdas. Con IU ya tenemos experiencia de negociación y gobierno. Tendremos que ver qué quiere Podemos, que ha sido el socio de Foro. Y si, como digo, tenemos que conseguir un Gijón para 2050, no podemos hacerlo desde una mirada antigua como la que han aportado hasta ahora. Si incluso las consultas que tenían que hacer no eran la ciudadanía ni con su gente, sino con personas muy concretas que representan el pasado.

-¿A quiénes se refiere?

-Creo que en Gijón lo sabe todo el mundo.

-¿Lo importante es que gobierne el PSOE o la izquierda?

-Lo importante es que haya un gobierno de izquierdas liderado por el PSOE. Que es lo que habría pasado en 2015 si Xixón Sí Puede nos hubiera apoyado como fuerza más votada de la izquierda. Aunque no creo que su gente les permitiera apoyar de nuevo a la derecha de Álvarez-Cascos.

-¿A usted le dolerían prendas por apoyar a un alcalde de Podemos si estuvieran por delante?

-Como planteamiento me parece correcto, pero no creo que se dé esa posibilidad. Seremos el partido más votado de Gijón.

-¿Qué le parece que IU rechace la confluencia con Podemos en Gijón?

-Entiendo que quiera mantener su personalidad y su arraigo. Hay que recordar que a pesar de sus cánticos de integración en igualdad Podemos a veces fue un poco arrollador.

-¿Cómo cree que está ahora mismo la balanza electoral entre la izquierda y centro-derecha?

-No me parece que esté tan igualada como dicen. Creo que Gijón es una ciudad socialmente de izquierdas, que añora las políticas de izquierdas. Aparte, habría que empezar a quitar esa etiqueta de 'centro-derecha', que en este momento son derechas cada vez más extremas.

-¿Confía en que quienes no han votado por usted arrimen el hombro durante la campaña?

-¿Cómo no voy a confiar en mis compañeros? Entiendo que es la única posibilidad. Si hubiera perdido, participaría en la campaña en la medida en que me lo pidieran. En política es imposible construir desde la destrucción. Y a partir de ahora somos un único partido.

-Que compañeros de partido la etiquetaran como una candidata «de La Fresneda» ¿fue darle carnaza a sus futuros rivales políticos?

-Es algo que me sorprendió muchísimo y me dio pena. Hay personas del partido que hablaban de eso, cuando también tienen allí una segunda residencia y no pasa nada. Parece que solo puedes ser de Gijón si has nacido aquí. ¿Y sí vale para otros irse de aquí para ser alcalde en otro lugar? En los años 60 a Gijón llegó mucha gente de muchos puntos de Asturias y de España, y nunca nadie les hizo sentirse extranjeros ni les dijo que no podían estar aquí. ¿Borramos entonces también los éxitos de Quini en el Sporting?

Más información