Anulada la multa al Botánico por supuesta vulneración del honor de Álvaro Bueno

I. VILLAR GIJÓN.

El Juzgado de lo Social número 6 de Oviedo ha anulado la sanción de 6.251 euros impuesta a Divertia por la Inspección de Trabajo por una supuesta vulneración del honor del antiguo conservador de colecciones del Jardín Botánico Atlántico, Álvaro Bueno. La multa respondía a una denuncia presentada por Bueno tras varias acciones con las que consideraba que se había puesto en entredicho su prestigio profesional y se le había desacreditado tanto públicamente como frente al personal de la instalación. La sentencia se centra en destacar la inexistencia de una vinculación laboral entre el Botánico y el antiguo conservador, que como miembro del equipo científico formaba parte del personal de la Universidad de Oviedo. Reprocha además que el informe de la Inspección de Trabajo fundamente la vulneración de su derecho a la dignidad en un correo de Divertia al Kew Garden de Londres en el que instaba al jardín británico que para tratar sobre un proyecto de banco de semillas se pusiese en contacto con su responsable de Mantenimiento y no con Bueno. «Parece deducirse que el respeto a la dignidad de Álvaro Bueno pasaba no solo por mantener el acuerdo de colaboración (entre Divertia y la Universidad), sino además porque al citado se le mantuviese en su puesto», apunta.