Un bus articulado de 1978 por los 40 años de EMTUSA

Un autobús réplica del vehículo número 100 de EMTUSA (1978), aparcado junto al último adquirido por la empresa (2018). / CAROLINA SANTOS
Un autobús réplica del vehículo número 100 de EMTUSA (1978), aparcado junto al último adquirido por la empresa (2018). / CAROLINA SANTOS

I. V. GIJÓN.

Un autobús articulado Pegaso 6035-A, réplica exacta del vehículo número 100 de EMTUSA, fue ayer la estrella en la plaza Mayor. Se trata de un modelo adquirido en Barcelona que ha sido restaurado para imitar fielmente la imagen de los primeros autobuses con los que prestó servicio en Gijón la empresa municipal, que este año celebra su 40 aniversario. Para lograrlo, hubo que cambiarle varios elementos exteriores (intermitentes, frontales) e interiores (como el sistema de calefacción). Pero el resultado ha sido el adecuado para despertar la nostalgia de conductores y viajeros que ayer no dudaban en subirse. Con su presencia frente al Consistorio se pretendía mostrar la evolución que han vivido estos vehículos en cuatro décadas tanto desde el punto de vista técnico como de la accesibilidad, para lo que junto a él se aparcó el último de los autobuses adquiridos por la empresa municipal, que es ya el número 385. Para noviembre, EMTUSA prepara por su aniversario un programa de actos en los que este autobús tendrá gran protagonismo. Mientras, durante la Semana Europea de la Movilidad organizará visitas a sus instalaciones para alumnos de 13 años de varios colegios, que participarán en talleres sobre intermodalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos