Las asociaciones vecinales y los centros sociales se movilizan para evitar el cierre de sus bares

Los afectados se reunieron con el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento. / E. C.
Los afectados se reunieron con el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento. / E. C.

El PSOE y Xixón Sí Puede exigen al equipo de gobierno que rectifique de manera inmediata la nueva ordenanza de cesión de locales

LAURA CASTRO GIJÓN.

«Llevamos muchos años gestionando estos bares y ahora llega el gobierno a decirnos que en un mes nos tenemos que ir, bajo amenaza de quitarnos también el local de la asociación». Con estas palabras explicó ayer José Ignacio Gómez, presidente del colectivo vecinal de Santa Bárbara el problema al que se enfrentan por la aplicación de la nueva Ordenanza de Locales.

A él se sumaron una veintena de afectados para exigirle al equipo de gobierno que rectifique de manera inmediata esta situación que no dudan en calificar de «despropósito», pues «ningún responsable municipal se puso en contacto durante la tramitación de la ordenanza para tener en cuenta su opinión». Aseguran que con esta medida se pone en riesgo la propia actividad social que llevan a cabo , pues «los bares son la excusa» para reunirse y sin ellos, los colectivos vecinales y de mayores se podrían ver «muy afectados».

Los afectados se reunieron en el Ayuntamiento con el grupo municipal socialista, el más reacio a la aprobación de la nueva ordenanza. La concejala del PSOE María Pineda señaló que la previsión de clausura de estos establecimientos «no estaba incluida en el documento inicial» que el equipo de gobierno envió a los colectivos para la presentación de alegaciones. Los socialistas presentarán una iniciativa en la próxima Comisión de Hacienda para que se retire el artículo que exige el cierre de los locales «y si siguen negándose, llevaremos una iniciativa al Pleno», incidió Pineda.

Interpretación «retorcida»

Desde Xixón Sí Puede consideran que Foro «hizo una interpretación sesgada de la ordenanza» e instan a la alcaldesa, Carmen Moriyón, a «paralizar inmediatamente» la orden de cierre de estos locales. En el debate de esta norma, señaló la concejala de Xixón Sí Puede Estefanía Puente, «nunca se habló de clausurar los bares de ningún centro, sino de regularizar su situación». De hecho, incidió la edil, «ni siquiera estos locales apreciaron nada en esta ordenanza de donde se pudiera dilucidar esta medida».

Puente considera que «solo una lectura retorcida del documento puede llevar a entender esta situación» y recordó que los bares de los centros de mayores y de las asociaciones vecinales tienen una función importante que va más allá del mero ocio, pues «son un punto de participación y encuentro para muchos ciudadanos».

Con el objetivo de analizar las posibles soluciones al conflicto, Ana Braña, concejala de Hacienda, y Eva Illán, homóloga de Participación Ciudadana, se reunirán mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos