«Con las asociaciones de vecinos se logra poco, pero sin ellas sí que no se lograría nada»

Luis Junquera, frente al local de la asociación de Serín. / ARNALDO GARCÍA
Luis Junquera, frente al local de la asociación de Serín. / ARNALDO GARCÍA

«Me preocupa la marcha de jóvenes. Perdimos muchos puestos de trabajo y eso se nota. Si no hay trabajo la gente termina por marcharse»

PABLO SUÁREZ

A sus 85 años, Luis Junquera (Serín, 1934) continuará como presidente de la asociación de vecinos de Serín. Pese a su voluntad de buscar un relevo, el proceso para presentar candidaturas finalizó desierto y ante el riesgo de que desapareciese la asociación, Junquera decidió continuar. «Lo haré hasta que aparezca alguien más. Entonces habrá llegado el momento de irse», dice quien, pese a tener claras las limitaciones de la edad, mantiene intactas las ganas de trabajar por sus vecinos.

-Consideraba que había llegado el momento de cambiar, pero ha vuelto a salir elegido por falta de candidaturas.

-Sí. Yo quería cambiar y le reconozco que pensé que iba a haber alguna candidatura para relevarme. No la hubo y pese a que no quería seguir, los vecinos me acabaron convenciendo. En parte, este cargo me sirve para salir un poco del día a día. Es mi vía de escape.

-¿Tanteó a alguien para que fuese su relevo?

-Claro, pero la gente joven no quiere implicarse en esto. Como ahora el Ayuntamiento cada vez exige más, quien venga tiene que ser gente que entienda las nuevas tecnologías y que esté dispuesta a dedicar parte de su tiempo a las cosas de la parroquia. Los jóvenes no quieren hacer eso. No piensan que las asociaciones de vecinos sean necesarias. Pero mire, habiendo una asociación se logra poco, pero si no la hay entonces ya sí que no se logra nada.

-También puede ser que los vecinos estén muy contentos con su gestión.

-Es con lo que nos quedamos. Antes había muchas candidaturas, pero nosotros ganábamos siempre (risas). En la última asamblea la gente nos animó a seguir. Nunca había pasado. La verdad es que lo pensé y sería una pena que el trabajo de tantos años fuese en vano por la desaparición de la asociación, así que nos comprometimos a seguir, por lo menos, un año más. Yo ya les dije que no creo que dure los cuatro (risas).

-Dice que cada vez hay menos jóvenes en Serín.

-Hay muy pocos. La gente joven se va de los pueblos, y eso que el nuestro está muy bien comunicado. Es una situación que me preocupa. En Serín tenemos un tren que en apenas quince minutos te deja en el centro de Gijón y nos quedan muy pocos caminos por asfaltar, pero no es suficiente. Es cierto que vinieron algunos vecinos nuevos, pero en general son personas que se van a trabajar por la mañana y no vuelven hasta por la noche. No hacen vida aquí. Perdimos muchos puestos de trabajo. Antes en la estación, en las madereras y en Cogersa trabajaba mucha gente. Ya no, y eso se nota, porque la gente si no tiene trabajo se marcha. Sobre todo los jóvenes.

-Sin embargo, desde la asociación continúan organizando muchas actividades.

-Sí. Hacemos muchas excursiones, cursillos de baile, de informática, pilates... Luego está la vocalía de la mujer, que también tiene mucha actividad. No nos aburrimos (risas). Viendo cómo están otras asociaciones, la verdad es que la nuestra no está nada mal.

-¿Qué es lo que necesita Serín?

-Bueno, sobre todo mejorar la entrada a la estación del tren. Es una carretera muy mala. Ahí tenemos el lío con Adif, que no nos cede el terreno para hacer una entrada curiosa, en la que entren dos coches. Vamos a pelear por hacer un acceso en condiciones. Luego está el tema de la señalización. La desviación para Serín está muy mal indicada y el que no lo conoce acaba perdiéndose.

-¿Y qué tal relación hay con el Ayuntamiento?

-Bueno, aquí la gente está un poco en desacuerdo con el nuevo PGO. Muchos terrenos que podrían ser edificables no han sido contemplados. Nos quitaron bastantes zonas y así no se contribuye a que venga gente nueva. Conozco a muchos que tienen el terreno, pero como no pueden edificar no vienen.

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos