La partida para ayudas a fachadas centra el debate del presupuesto de Urbanismo

La partida para ayudas a fachadas centra el debate del presupuesto de Urbanismo
Obras en la fachada de un edificio de la avenida de Castilla. / A. GARCÍA

La entrada en vigor de la Ley de Jubilación Anticipada de la Policía Local obliga a reservar un millón de euros más para Seguridad Social

I. VILLAR GIJÓN.

Los concejales Fernando Couto, Eva Illán y Ana Braña abrieron ayer la ronda de comparecencias del equipo de gobierno ante los grupos de la oposición para presentar el detalle de las partidas correspondientes a sus respectivas áreas de trabajo en el proyecto de presupuestos para 2019. Las del área de Urbanismo fueron las que más debate suscitaron, principalmente en lo que respecta a la dotación del programa de ayudas para la rehabilitación de fachadas, la supresión de barreras arquitectónicas y la intervención en barrios degradados.

En el documento aprobado la semana pasada por la junta de gobierno como base para las cuentas del próximo ejercicio -abierto ahora a la presentación de enmiendas por parte del resto de grupos-, constan para el pago de estas subvenciones 5,9 millones de euros, que suponen un 44,2% más de lo aprobado en el presupuesto de 2017 -ejercicio que sirve de referencia tras haber entrado este año en prórroga-. El concejal Fernando Couto explicó que 2,4 millones permitirán hacer frente a anualidades ya comprometidas para obras generales en fachadas e intervenciones en edificios afectados por el Plan Especial del Muro y otros dos corresponderían a la rehabilitación de viviendas en las manzanas de Portuarios, Tremañes, Contrueces y Monteana incluidas en el plan de intervención en barrios degradados.

Quedarían disponibles 1,4 millones de euros para la concesión de nuevas ayudas, si bien el edil aseguró que la intención del equipo de gobierno es ampliar la dotación del programa a lo largo del ejercicio, mediante modificaciones presupuestarias, para elevarlo hasta los diez millones de euros cuando sea posible la incorporación de remanentes. La concejala Marina Pineda señaló que, según los técnicos, con 1,4 millones de euros únicamente se podrían aprobar «diez o doce» subvenciones, de las 480 solicitudes que están actualmente sobre la mesa pendientes de resolución. «Couto ni siquiera ha sabido explicarnos si el resto de la partida será suficiente para satisfacer todos los compromisos con las comunidades de vecinos que tienen aprobada la ayuda», añadió. El portavoz de IU, Aurelio Martín, advirtió por su parte del riesgo de que el inicio de obras en algunas de las comunidades que aún no han visto resuelta su solicitud, pero cumplen todos los requisitos para ello y han recibido licencia municipal para empezar los trabajos, les haya generado algún tipo de derecho. «Se demuestra que en las ayudas a fachadas hay un agujero serio y que tenemos un problemón», apuntó. Fernando Couto se limitó a indicar que la cifra referente a que únicamente se podrían aprobar una docena de expedientes nuevos se dio «a vuelapluma» y que lo importante «son las cifras globales».

En total, el área de Urbanismo prevé manejar el próximo año un presupuesto de más de 9,5 millones de euros, donde tras las ayudas a fachadas la cifra más importante corresponde a gastos de personal, con 2,5 millones de euros. Entre las inversiones constan 271.000 euros para la expropiación de una de las parcelas anexas al edificio de Tabacalera, necesaria para llevar adelante el proyecto arquitectónico previsto para este inmueble. Y entre los gastos corrientes se incluyen 119.000 euros para la redacción de un plan de barrios y del plan especial de la Pecuaria, base para la futura ampliación del Parque Científico y Tecnológico.

Couto también presentó, junto al gerente del Centro Municipal de Empresas, los presupuestos de Desarrollo Empresarial, que ascenderán a 4,5 millones de euros.

Incremento salarial

La concejala Ana Braña dio cuenta de los gastos correspondientes al personal, que ascenderán a 60,5 millones de euros, frente a los 58,2 de 2017. Indicó que al 1,75% de incremento salarial aplicado en 2018 (928.867 euros) hay que sumar la previsión de una subida del 2,25% para 2019 en la Ley de Presupuestos Generales del Estado (1,3 millones) y los aumentos correspondientes a la aplicación del nuevo convenio (605.000). Destacó que la previsible entrada en vigor de la Ley de Jubilación Anticipada de la Policía Local supondrá un incremento de los costes de Seguridad Social de un millón de euros, si bien la sustitución de personal jubilado por agentes más jóvenes reducirá en 325.000 euros el pago de complementos de antigüedad y carrera profesional.

Servicios Sociales manejará 21,8 millones de euros, un 12,4% más de lo aprobado para 2017.

 

Fotos

Vídeos