El Ayuntamiento ampliará el baremo para que las becas de comedor lleguen a más familias

La alcaldesa Ana González relata un cuento a los pequeños del colegio público de Tremañes, donde se inauguró el curso escolar. / ARNALDO GARCÍA

El PSOE propondrá hoy en el Pleno la aplicación de un sistema de tramos para la concesión de las ayudas económicas a este servicio

E. FANJULGIJÓN.

«Facilitar el acceso al mayor número de personas posible a las becas escolares» que concede el Ayuntamiento de Gijón. Con ese objetivo, el gobierno local propondrá hoy en el Pleno ordinario subir los límites de ingresos por unidad familiar exigidos para ser beneficiario de estas ayudas. Así lo avanzó ayer la alcaldesa Ana González durante su visita al colegio público de Tremañes con motivo del inicio del curso escolar.

La medida pretende «mitigar» el impacto social que supone el incremento de 25 euros en el menú escolar para las familias gijonesas. Una subida de un 40% respecto al curso anterior que, según González, «no es justa ni asumible para las familias» y se hizo «sin avisar».

El Consistorio ya ha sacado una línea de ayudas complementaria que se asignará «por franjas económicas para que más personas puedan tener becas, que no serán totales pero que paliarán la subida de 25 euros», confirmó.

«El próximo año habrá una única convocatoria para los cuatro tipos de ayudas escolares»

Para llevar a cabo esta iniciativa, el PSOE presentará hoy en el Pleno una enmienda a una proposición del grupo municipal de Ciudadanos, que contempla la aplicación de un sistema de tramos en el proceso de concesión de becas de comedor y que «se basa en algo que ya planteamos nosotros», reprochó.

La propuesta del grupo socialista incluye también la ampliación «lo antes posible» de los límites de ingresos por unidad familiar exigidos para ser beneficiario de las ayudas municipales. «Tenemos que tender a la gratuidad del sistema educativo, incluyendo, aunque no sea obligatorio, el segundo ciclo de Educación Infantil», una etapa donde el nivel de escolarización en Gijón alcanza «al 97% de la población», manifestó.

En concreto, la alcaldesa se refirió ayer a la posibilidad de que el límite económico para optar a las becas de comedor -un máximo de 20.678,67 euros, en estos momentos- pueda elevarse «al límite más alto posible». Esto supondría que pueda llegar a equiparase con el tope de ingreso exigido para el servicio de atención temprana -fijado en 26.318,57 euros-.

La medida no «supone ningún problema», indicó la alcaldesa, ya que se solucionará con la ampliación de una partida económica y no afectará a las familias que ya tienen la beca concedida según el baremo actual», destacó.

Convocatoria única

También anunció ayer que el Ayuntamiento quiere unificar en una sola las cuatro convocatorias de ayudas existentes en la actualidad que afectan al curso escolar. Son las de material, libros, atención temprana y becas de comedor.

Según la alcaldesa, el actual sistema de tramitación era «absurdo», pues se abordan las solicitudes por separado y esto exige presentar «cuatro expedientes a cada familia, es decir, es como presentarse cuatro veces», destacó González. Ahora, el Consistorio proyecta «trabajar este curso para que el año que viene sea efectivo en una sola convocatoria», señaló.